promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Vie

16

Nov

2012

LOS EMPRESARIOS VEN EL FIN DEL PROYECTO COMO OTRA OPORTUNIDAD PERDIDA PDF Imprimir E-mail
DIARIO DE SEVILLA/ 15/11/2012
A.S.AMENEIRO
El presidente de los empresarios sevillanos, Miguel Rus, valoró ayer negativamente el carpetazo definitivo al proyecto del Caixafórum en el histórico edificio de las Reales Atarazanas, en el barrio del Arenal que iba a acometerse con una inversión privada de 25 millones. El portavoz de la confederación que agrupa a los empresarios de Sevilla y provincia (CES) no dudó en calificar la noticia anunciada el martes por el alcalde Juan Ignacio Zoido (PP) como "una oportunidad perdida para la restauración y recuperación de un edificio histórico como las Atarazanas, uno de los enclaves más importantes en la historia de Sevilla". Estos astilleros, que datan del siglo XIII, los mandó construir el rey Alfonso X El Sabio.

En contraste con la satisfacción que mostró la primera figura de la política municipal de la ciudad, los empresarios interpretan el traslado de este proyecto cultural a la Torre Pelli -en construcción- como otro proyecto más que fracasa en la capital y pidió una reflexión profunda sobre las causas que provocan la muerte de demasiados proyectos de inversión pública y privada. "Este hecho, debe hacernos reflexionar sobre el continuo problema que tenemos en nuestra ciudad: Hacemos tan eternos los proyectos, se debaten tanto, que, o bien llegamos tarde, o directamente los perdemos: Metro, SE-40, SE-35, Torre Pelli, Decathlon, Ikea...", lamentó Rus.

En este caso, la licencia de obras que debía conceder el Ayuntamiento de Sevilla se ha demorado durante tanto tiempo (casi dos años) que ha terminado desesperando a La Caixa hasta el punto de dar marcha atrás a la inversión prevista y de optar finalmente por llevar el Caixafórum a un edificio de su propiedad tras la la adquisición de Cajasol: la Torre Pelli de la Cartuja.

El máximo representante de los empresarios de la capital y la provincia recalcó la necesidad de inversiones que tiene Sevilla, sobre todo ahora, en momentos de crisis. "Lamentablemente estas inversiones son muy necesarias para el futuro de nuestra ciudad y el empleo", dijo ayer en declaraciones recogidas por este periódico.

Con todo, en opinión de Rus, los empresarios de Sevilla entienden la decisión empresarial de la entidad bancaria Caixabank. "Como empresarios, entendemos que Caixabank tome una decisión de optimización empresarial y de futuro, instalando el Caixafórum en un enclave definitivo y de su propiedad".

El presidente de la CES evitó culpar directamente al Ayuntamiento de Sevilla del carpetazo al proyecto de las Atarazanas, pero meses atrás dejó claro el "descontento total y la muy baja satisfacción" de los empresarios con la gestión del Consistorio en materia urbanística.

Entre los asuntos que causaban descontento citó la paralización de los trámites del Caixafórum, la burocracia que aburrió a Decathlon y la excesiva presión fiscal a los veladores de restaurantes y bares de la ciudad. Esta posición quedó patente en una conferencia que pronunció Miguel Rus el pasado septiembre en el Club Antares contra "las decisiones sin consenso" del Ayuntamiento de Juan Ignacio Zoido. En aquella intervención el presidente de los empresarios criticó especialmente las políticas municipales de tráfico y movilidad del nuevo gobierno local.
 
Informacion