promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

31

Jul

2008

GALINDO RECHAZA LA CERAMICA DE CARRANZA PORQUE NO ES UNA COLECCION ITINERANTE PDF Imprimir E-mail

Galindo rechaza la cerámica de Carranza porque «no es una colección itinerante»

30-7-2008 08:22:36

MARÍA ROMERO PRADA

SEVILLA. El Alcaide del Patronato del Real Alcázar y de la Casa Consistorial, Antonio Rodríguez Galindo, rechazó ayer la ubicación de una exposición «permanente» en este palacio de la colección de cerámica perteneciente a Vicente Carranza Escudero, una de las más importantes del mundo y que su propietario desea donar desinteresadamente a la ciudad.

Durante la presentación de unos trabajos de restauración en el Alcázar, Galindo alegó ayer que estas dependencias pueden acoger exposiciones temporales, pero no de forma permanente. La argumentación de Galindo contrasta con la posición que han mantenido los anteriores rectores del Alcázar, que incluso habilitaron expresamente unas salas del palacio para que pudiese acoger la prestigiosa colección de cerámica que su propietario quiere regalar a la capital hispalense.

Cinco salas

Rodríguez Galindo reiteró ayer su postura y se opuso a que la citada colección -más de mil piezas únicas de incalculable valor donde aparece la historia de Sevilla en imágenes de barro cocido y vidriado- se instale en las cinco estancias situadas encima del Cuarto del Almirante del Patio de la Montería. Estas salas fueron recomendadas en 2004 por José María Cabeza, entonces director y conservador del Palacio, para acoger la cerámica de Carranza, e incluso se acometieron unas obras de rehabilitación.

La negativa de Galindo a ceder estas instalaciones bloqueó la cesión de la colección. El último intento fallido para que no peligrara la donación fue protagonizado por Juan Carlos Marset, anterior delegado municipal de Cultura, quien intentó mediar proponiendo nuevas ubicaciones sin salir del Alcázar para acoger el museo, como la Casa del Asistente, o hasta una de las casas del Patio de Bandera. Pero Antonio Rodríguez Galindo también rechazó esta posibilidad, y de nuevo se echó por tierra toda la negociación.

Actualmente, las salas prometidas a Carranza se utilizan para exposiciones itinerantes y no cumplen la misión para las que fueron cedidas y restauradas. Según Rodríguez Galindo, no se puede exponer una exposición permanente en este espacio, como es el caso de la colección de cerámica de Carranza, cuyo propietario sigue sin recibir respuesta.

Pese a todas las adversidades, las esperanzas de que la colección se quede en Sevilla nunca la ha perdido Carranza, quien sigue escuchando distintas ubicaciones tanto dentro de la casa palaciega como fuera de los muros del Alcázar: el convento de San Clemente, situado frente al puente de La Barqueta, o el futuro Museo de la Cerámica de Santa Ana, en la calle San Jorge. Sin embargo, la ilusión del propietario de la colección es que el Alcázar acoja este material de incalculable valor.

Por otra parte, y tal como destacó ayer ABC, expertos en patrimonio como el catedrático de Historia del Arte Enrique Valdivieso; el profesor y presidente de Adepa, Joaquín Egea, o la ex presidenta de Ben Basso, Ana Avila, entre otros,ya se han pronunciado reclamando esta colección para Sevilla, alegando que supone una importante aportación al bagaje cultural de la ciudad y a su patrimonio. Sin embargo, las discrepancias con el Ayuntamiento puede provocar que la colección termine en otra capital.

 

 
Informacion