Mar

29

May

2018

LA JUNTA BUSCA EMPRESA PARA ACABAR EL PROYECTO DEL PALENQUE Imprimir

ABC SEVILLA / 7/5/2018

M.J.PEREIRA

La Junta de Andalucía, propietaria del solar donde estuvo el Palenque de la Expo 92, negocia con varias empresas interesadas en reactivar el centro de negocios que inició allí y cuyas obras se paralizaron hace más de un año. Asimismo, estudia la posibilidad de construir en la parcela un edificio para usos administrativos.

En el verano de 2007, la Junta de Andalucía derribó el Palenque, una edificación construida en la Expo 92 para celebrar los días oficiales de cada país y que después fue utilizada para conciertos, eventos culturales e incluso programas de televisión por parte de la empresa TCM. Agesa, la agencia estatal que gestionaba los activos de la Expo 92, anunció allí un centro de negocios presupuestado en 42 millones de euros.

El derribo del Palenque, con un escenario de 500 metros cuadrados y gradas para 4.000 personas de pie, generó no pocas queja entre quienes pedían indultarlo. Para llevar a cabo esa operación, el Ayuntamiento cambió en el PGOU el uso de la parcela, de cultural a terciario, y Agesa rescindió con la empresa TCM el contrato de alquiler.

 

En 2009, Agesa encargó el proyecto a Richard Rogers, ganador del premio Pritzker y responsable del Centro Nacional de Artes y Cultural George Pompidou. El centro de negocios iba a tener 44.000 metros cuadrados en cinco plantas sobre rasante y tres bajo rasante, con un aparcamiento para 450 vehículos. El proyecto incluía oficinas, auditorio y zona comercial.

Sin embargo, en 2010 Agesa pasó a la Junta de Andalucía y ésta la rebautizó como Epgasa. En plena crisis económica y con un exceso de oferta de edificios destinados a oficinas en Sevilla, el Gobierno andaluz anunció que abandonaba el anterior proyecto de 42 millones y lo cambiaba por otro de 3,2 millones. La primera empresa a la que se adjudicó el proyecto tuvo problemas y la Junta se vio obligada a licitar de nuevo el contrato, que ganó Inabensa, una filial de Abengoa. Esta se vio afectada también por la crisis y solicitó el preconcurso, lo que provocó de nuevo la paralización de estas obras.

Resolución del contrato con Abengoa
«La resolución del contrato se empezó a negociar a finales de diciembre de 2016 por la imposibilidad de continuar con la obra pese al esfuerzo puesto por ambas partes. Desde entonces, desde principios de 2017, las obras del Palenque están paralizadas», explican fuentes de la Junta, que indican que desde finales del pasado año «Epgasa está negociando con varias empresas interesadas en desarrollar sus proyectos en la isla».

Asimismo, la Administración andaluza está pensando en dar uso a parte de ese solar para levantar allí algún que otro edificio para usos administrativos. «Se está valorando un uso público del suelo», han señalado las mismas fuentes. Hay que tener en cuenta que el solar tiene una edificabilidad de 22.494 metros cuadrados y el edificio cuyas obras se han paralizado sólo consume una edificabilidad de 2.200 metros cuadrados.

A juicio de Epgasa, «desde el punto de la gestión de los recursos públicos, lo importante no es que se termine la construcción en breve de este centro de negocios, sino que cuando se opte por el proyecto de inversión éste sea el más adecuado a los intereses de los ciudadanos en general y del parque en particular».

agos
La sociedad estatal Agesa pasó a manos de la Junta de Andalucía en pago de la Deuda Histórica. Recibió la Junta la empresa con 46 millones de euros invertidos en Deuda Público, un dinero que Agesa tenía previsto invertir en un centro de negocios diseñado por Richard Rogers, todo un premio Pritzker. Para ello, derribó el Palenque en 2007 con la idea de construir sobre ese solar el proyecto.

Sin embargo, Agesa (hoy Epgasa), ya en manos de la Junta, usó el dinero del centro de negocios para inyectar liquidez a la Junta de Andalucía y seis meses después de pasar a manos de la Administración autónoma tenía deudas a largo y corto plazo por casi sesenta millones de euros.

Así las cosas, Epgasa abandonó el proyecto de Richard Rogers de 42 millones y optó por un centro de negocios de 3,2 millones de euros, que once años después de tirarse el Palenque aún no está construido porque se paralizaron las obras hace más de un año. Los yerbajos se han apoderado de esta Deuda Histórica y ya apenas dejan ver lo construido en esta parcela.