Mie

29

Abr

2009

120000 euros para una TV ilegal Imprimir

Después de más de dos años ‘madurando’ la puesta en marcha de la televisión municipal del Ayuntamiento hispalense, el gobierno de Alfredo Sánchez Monteseirín ya tiene televisión...sin director general ni estructura directiva y de personal responsable de la emisión y programación, sin presupuesto preciso, sin estatutos, sin cerrar un acuerdo con CRN Giralda para la cesión del canal 54 analógico por el que ayer emitió –no con pocos problemas de retransmisión– la inauguración línea 1 del metro y con la sombra de la ilegalidad planeando sobre el proyecto. Pero Monteseirín tiene su televisión.

Una de las grandes incógnitas del nacimiento de Giralda Televisión Digital, canal municipal, es el coste económico que supondrá para las arcas municipales. El Ayuntamiento silencia tanto su costo como la partida presupuestaria a la que se va a imputar sus gastos, pero lo cierto es que sólo en el periodo de pruebas en el que se encuentra el canal el Consistorio ya ha gastado cerca de 120.000 euros.

La mitad de esta cantidad –en concreto 59.950 euros– se ha adjudicado a través de un concurso a la productora TCM, presidida por Francisco Bustamante y dueño de CRN, la emisora que le ha cedido la señal analógica al canal del gobierno municipal. El contrato de la empresa radica en la producción y comercialización de la retransmisión de la Semana Santa, con el añadido de la inauguración del metro ayer.

Subcontrato de unidad móvil

Curiosamente, otra de las empresas que se presentó al concurso, Movilvideo, ha sido subcontratada por la productora de Bustamante para que aporte a su producción una unidad móvil para la emisión de la puesta en marcha de la línea 1. Una productora que habitualmente trabaja con TCM.

El resto del dinero, otros 59.000 euros, se adjudicarán a través de otro concurso, que se cerró ayer, para la programación diaria en pruebas que se emitirá después de Semana Santa.

Blas Ballesteros, ex concejal de alcalde, primer entrevistado en el canal municipal

Las dudas sobre la ilegalidad sobre la puesta en marcha de Giralda Televisión Digital le acompañan desde su inicio. El Partido Popular ha sido el primero en señalar las irregularidades del proyecto, ya que, según la normativa vigente, una televisión digital no puede emitir en pruebas con el sistema analógico «hasta que no tenga todos los papeles». Y es que la sociedad DeSevilla Uno Televisión, que gestionará el canal a través de la AIE, carece en estos momentos de personalidad jurídica, por lo que su situación es «ilegal».

El Ayuntamiento, por su parte, niega la mayor. La portavoz del gobierno municipal, Maribel Montaño, defendió la legalidad del proyecto pero con algunas contradicciones. Por un lado aseguró que la junta de gobierno del 25 de septiembre de 2008 aprobó la integración en la AIE de la sociedad DeSevilla Uno Televisión, sin embargo reconoció que en el próximo pleno habrá que ratificar la modificación de varios artículos de los estatutos.

Lo cierto es que Monteseirín se ha precipitado con la emisión de ayer. Ni debate en el pleno ni en el consejo de administración de la Agrupación de Interés Económico.

Aunque la puesta de largo de Giralda Televisión Digital será en Semana Santa, el canal municipal emitió ayer la inauguración del metro con los discursos institucionales –con el presidente de la Junta, Manuel Chaves, a la cabeza– y la primera entrevista en el canal de Monteseirín, que no fue a otro que el controvertido Blas Ballesteros, ‘desertor’ del sector afín a Monteseirín en la guerra interna entre el alcalde y el secretario general del PSOE, José Antonio Viera, por el control del partido en las asambleas de las agrupaciones locales.

De hecho, el cambio de posicionamiento de Ballesteros –ex concejal del gobierno de Monteseirín– le valió a Viera para hacerse con el control de la agrupación Centro. Ahora, y durante más de veinte minutos, Ballesteros fue la imagen del primer día de la televisión de Monteseirín, el primer entrevistado y representante municipal.