Mie

30

Ene

2019

El Consistorio apeará 329 árboles en los barrios en las próximas semanas Imprimir

EL CORREO DE ANDALUCIA-M.J. FERNANDEZ-03.07.2018

El gobierno socialista de Juan Espadas prosigue con su proyecto de atajar este problema desde la raíz. A través de la delegación de Parques y Jardines ha iniciado esta semana una campaña de actuación que tiene como objetivo apear todos los árboles que estén catalogados «en una situación de riego 4» según alertan los últimos informes técnicos y después de las caídas registradas en distintos puntos de la capital durante los últimos meses. «En las próximas semanas» se intervendrá en un total de 329 ejemplares enfermos en los barrios. Ayer tocó la actuación en la céntrica plaza del Pumarejo, donde se intervino en los árboles que se encuentran «en peor estado», que «son irrecuperables debido a los daños que arrastran» y que suponen «un serio riesgo para la población», según informó el Consistorio en una nota de prensa frente a las críticas de grupos ecologistas y partidos de la oposición que enseguida denunciaron esta «tala desmedida» en las redes sociales.

Las intervenciones se desarrollarán en todos los distritos. El Ayuntamiento ha informado de que «ya se han puesto en marcha» en zonas del Casco Antiguo, como la plaza del Pumarejo, o la Macarena y el distrito Este. De acuerdo con el diagnóstico y los estudios técnicos con los que cuentan los servicios municipales, los operarios de Parques y Jardines trabajarán «en las próximas semanas» en el distrito Nervión (con 104 apeos programados), Cerro-Amate (con 47 árboles), Bellavista-La Palmera (con 77 actuaciones de urgencia) y en Sur (con 101 intervenciones previstas en los próximos días).

Estos apeos afectarán a todo tipo de especies aunque sobre todo se trata de robinias, melias, ulmus, plátanos, fresos y sophoras. El gobierno municipal ha destacado que se interviene «por prioridades» en «zonas de mayor afluencia de personas y especialmente menores», como entorno de plazas, parques infantiles o zonas de veladores; así como «zonas de tránsito» como pudieran ser las proximidades de vías peatonales o carriles bici, entre otros enclaves.

«Lo primero es incrementar la seguridad de la población y reducir todo lo posible el riego de accidentes durante los meses de verano cuando en los últimos años se han incrementado las caídas de ramas por el calor», ha explicado el delegado de Parques y Jardines, David Guevara, que recordó que tras el trabajo realizado durante este mandato de los casi 2.500 ejemplares que se encontraban en mal estado en 2015, restan en torno a 500 que suponen un riego y que, como avanzó hace una semana este periódico, está previsto que se retiren de la vía pública en mes y medio.

Sin embargo, esta medida de saneamiento aplicada a petición de la asociación de vecinos del Pumarejo despertó los recelos de ecologistas y de la oposición. «Han elegido el peor momento. Dejarnos sin apenas sombra al inicio del verano», que han convocado una protesta para esta tarde. De igual manera, el grupo municipal de Participa Sevilla fue uno de los primeros en alertar de la «tala» de árboles en este punto del centro. «Vemos con mucho dolor que la plaza se queda sin sombra en época estival y la ciudadanía se indigna porque estas talas son continuadas», advirtió el concejal Julián Moreno, que matizó que «esto no es de ayer, sino de muchos años por confiar la poda y mantenimiento a empresas privadas». Por su parte, el portavoz municipal de IU, Daniel González Rojas, reclamó explicaciones urgentes ante «una tala desmedida» y exigió que «todos los ejemplares apeados sean repuestos cuanto antes».