Mie

24

Oct

2018

La falta de uso del antiguo edificio del Liceo asfixia los negocios de Torneo Imprimir

EL CORREO DE ANDALUCIA-MANUEL J. FERNÁNDEZ-11.06.2018

A base de muchas horas y cafés para poder sobrevivir y sacar un medio suelo». Es el relato desesperado que realizan los negocios de Torneo, en concreto los que se localizan en las proximidades del edificio del antiguo Liceo Francés, en desuso y «sin previsión de darle nueva vida» desde que el centro escolar saliera de allí hace año y medio. La asociación de vecinos Los Humeros-Torneo apremia al gobierno municipal de Espadas a llenar de actividad este inmueble sobre el que, aseguran, temen que termine «cayéndose» o siendo ocupado por indigentes, con «los problemas de salubridad y convivencia que ello suele generar».

En los veladores del histórico bar Los Vázquez no hay ni un alma. Ni a primera hora de la mañana ni a media tarde. La clientela se ha convertido en un bien escaso. Tanto que detrás de la barra, Manolo y Juan Luis, echan los días atrás sin dejar de mirar los altos muros de lo que un día fue su principal fuente de ingresos y de lo que, dicen, «han comido» hasta tres familias. «Vivimos una situación crítica. Sobrevivimos como podemos. A base de muchas horas porque las ventas han caído un 70 o un 75%. Esto es lo que quiere el Ayuntamiento de Sevilla, que no le da actividad al edificio. Lo digo así de claro porque lo que no quiero es quedarme sin trabajo». Manolo lamenta además que no hayan cuajado los distintos proyectos que se han barajado. «Dijeron que iban a poner esto del baile [por el Conservatorio de Danza] y tampoco». También la entidad vecinal propuso trasladar allí la sede del distrito Casco Antiguo. De hecho, llegó a formularse por escrito con una campaña de recogida de firmas entre residentes y negocios. Sin embargo, no llegó a buen puerto. La realidad es que el complejo sigue sin tener un futuro definido, una situación que asfixia los comercios tradicionales del entorno. «Está afectando muchísimo. A los bares y a las tiendas, pero sobre todo a los bares de Torneo. Hay puestos de trabajo que se han eliminado y otros que están malviviendo», advierte con preocupación el presidente vecinal, Jesús Ruiz, que insiste en que el gobierno local busque «una solución» y «dote de contenido» un edificio «clave» para la actividad económica de la zona, pues «si los pocos comercios que hay se mueren, se muere el barrio».

Sobre el uso posible del inmueble, localizado en la esquina con Baños, los vecinos no tienen preferencia. «¿Cultural? ¿Educativo? El que se le quiera dar entre comillas pero que se le dé uso de una vez para que los vecinos sean felices y tengan trabajo», concluye el representante vecinal.