Mar

21

Ene

2014

LA JUNTA TUMBA EL TRASLADO DE LA FUENTE DE LA ENCARNACIÓN PDF Imprimir E-mail
Encarnación

 

El gobierno local partía de la base de que esta fuente -la más antigua de la ciudad- está eclipsada desde la construcción del complejo urbanístico Metropol Parasol, que ha supuesto un cambio radical de la fisonomía de la plaza que, en opinión del equipo de la Gerencia de Urbanismo, ya no es el adecuado para una fuente colocada en la Plaza de la Encarnación en 1720, durante el reinado de Felipe V y siendo regente de la ciudad Manuel de Torres. El espacio urbano del entorno de la fuente guarda muy poca relación con el anterior a la construcción de lassetas.

La fuente, que llegó a estar dentro del antiguo gran mercado de la Encarnación, se mantuvo en la plaza tras la destrucción de los puestos de abastos en octubre de 1973. Está construida en mármol en su mayor parte. No sólo fue concebida como un mero elemento decorativo, sino que fue colocada para ejercer su función pública como abastecimiento del agua que entonces procedía de los caños de Carmona. En una de las caras de la pieza superior de la fuente queda grabada la fecha de su colocación y explicado su objetivo: "Para beneficio común".

La Plaza de la Contratación vuelve a quedarse sin una fuente en la zona central. El gobierno del socialista Sánchez Monteseirín ya intentó coronar este espacio urbano con una diseñada por Guillermo Pérez Villalta, en un proyecto promovido conjuntamente con la Cámara de Comercio. Pero la iniciativa se fue al traste con la crisis económica.

El traslado de la fuente de la Plaza de la Encarnación fue anunciado por el gobierno local en noviembre de 2012 dentro del programa de renovación del mobiliario urbano de varias plazas del centro para sustituir los bancos y farolas instalados por el gobierno de PSOE e IU en sus polémicas reformas urbanísticas por otros de corte más clásico.