promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

24

Abr

2014

URBANISMO DETECTA UNA ELEVADA CONTAMINACIÓN VISUAL EN EL ALCÁZAR PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 21/4/2014

STELLA BENOT

El Real Alcázar es un monumento de cuya conservación pueden presumir los sevillanos, ya que está en permanente restauración y se interpretan y analizan todos sus hallazgos. La residencia real en uso más antigua de Europa es el monumento más visitado de la ciudad y el más valorado por los turistas, pero también tiene puntos débiles. La Gerencia de Urbanismo está tramitando la aprobación del Plan Especial de su entorno y ha detectado una saturación de elementos de contaminación visual al menos en tres zonas que rodean al conjunto palaciego. La primera es la calle San Fernando hasta la Puerta de Jerez, donde el protagonista visual es el Metrocentro, acompañado de la publicidad y variedad de veladores que de forma indiscriminada se ubican j unto a la fachada incluida en este sector.

La segunda zona saturada es la que se circunscribe entre l a Plaza de l a Alianza, Rodrigo Caro, Plaza de Doña Elvira y l as calles Vida y Agua, que está repleta de elementos de publicidad en todas sus variedades: banderolas, toldos, carteles en las fachadas históricas, rótulos de todo tipo y elementos de publicidad móvil. Se t rata de call es del Barrio de Santa Cruz, muchas de ell as colindantes con l a muralla histórica, que están destinadas al paseo peatonal pero que, en ocasiones, se ve interrumpido por la profusión de elementos en la vía pública, que impiden además la visión del conjunto del monumento. La calle Nicolás Antonio es la tercera zona saturada y su principal problema de contaminación para el monumento son los coches, ya que está ocupada en su totalidad por el estacionamiento de vehículos, tanto en las zo nas permitidas como en las prohibidas.

El tendido eléctrico

Además de estos elementos, en el entorno del Alcázar hay numerosos cables aéreos y redes de distribución de instalaciones eléctricas y de telecomunicaciones; cajas de acometida, registros y contadores, así como antenas en cubiertas y balcones.

Junto a estas instalaciones privadas en las fachadas, también afecta de manera negativa al monumento el mobiliario urbano que está en l a zona, tales como kioscos, farolas, buzones, papeleras, señales de tráfico que pueden ser prescindibles, así como los contenedores de recogida de residuos urbanos.

Los técnicos de Urbanismo que han el aborado el i nforme t ambién detallan elementos contaminantes vinculados al uso residencial del caserío del barrio. Se ven fachadas ocultas o desvirtuadas por la superposición de cableados, antenas, cajas de instalaciones y aires acondicionados. La arquitectura, en algunas calles del sector, aparece desvalorizada y miniaturizada, en un panorama que es muy agresivo con el reconocimiento del patrimonio histórico.

El Plan Especial contempla la eliminación de los elementos contaminantes, soterrando l os cables y eliminando el mobiliario urbano que resulta contaminante. Para los contenedores, la recomendación es que se instalen en el interior de las vi - viendas y se eliminen de las calles.

 
Informacion