promo

Mar

02

Sep

2008

MISIÓN IMPOSIBLE: AUDITAR UN ARBOL PDF Imprimir E-mail
Parques y Jardines

Misión imposible: auditar un árbol

El portavoz del PP, Juan Ignacio Zoido, reclama una "auditoría" de los más de 200 ejemplares que serán trasladados para la construcción de la Biblioteca del Prado

R. S. | Actualizado 28.08.2008 - 05:03
Dice el Diccionario de la Real Academia Española que auditoría es el empleo del auditor y que lo que éste hace, auditar, es un término que proviene del inglés to audit que deriva a su vez deriva del latino audire, que significa oír. Auditar se define como "examinar la gestión económica de una entidad a fin de comprobar si se ajusta a lo establecido por ley o costumbre". Quién sabe, pues, a lo que se refería ayer el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, cuando pidió a través de un comunicado al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, que haga "una auditoría" de los más de 200 árboles que van a ser retirados de los jardines del Prado de San Sebastián para construir la biblioteca universitaria.

Como examinar la gestión económica de dos centenares de árboles se antoja una misión imposible, quizás lo que quiso expresar el portavoz de la oposición fue simplemente que alguien se dedique a contar y detallar qué ejemplares serán los afectados por la construcción de la biblioteca. Zoido indicó que la tal "auditoría" debería estar hecha por expertos ajenos a la obra y tendría como objetivo verificar cuántos árboles se llevan, en qué condiciones, cómo se realiza su retirada, dónde se transplantan, cómo son trasplantados, qué cuidados tienen y cuántos llegan en perfectas condiciones y cuántos se mueren o se deterioran en este proceso.

Para Zoido es fundamental "garantizar la vuelta, sanos y salvos, de todas las unidades de las diez especies diferentes que están en juego". Concretamente, se trata de 229 árboles de cipreses, tipuanas, grevilleas, laureles de indias, ciruelos japoneses, lagunarias, paraísos, jacarandas, naranjos amargos y palmeras whasingtonias que pueden verse dañadas por este traslado que sería innecesario si se buscara otra ubicación. Un censo que, por otra parte, no sería del todo necesario, después de que la Universidad informase recientemente de la ubicación exacta de cada uno de estos árboles después de la obra.

"Me pregunto por qué la biblioteca no puede ir en el aparcamiento de la Feria, en el conocido como P-3 junto al club Mercantil, una parcela integrada en Los Gordales donde perfectamente pueden ir usos universitarios y no requiere la tala de ni un solo árbol ni la destrucción de ni un centímetro de masa arbórea", expresó el portavoz del PP. Además, recordó que la parcela que señala como alternativa no está a la espera de una sentencia judicial que puede ser favorable o no a la construcción del edificio cuyas obras ya ha iniciado la Universidad.

El portavoz de la oposición destacó que en Los Remedios no existe en la actualidad ningún centro de este tipo, por lo que con esta propuesta, aparte de evitar el trasplante de árboles en el Prado, "se solucionarían dos cuestiones que los vecinos de Los Remedios llevan reclamando desde hace años: una biblioteca y más aparcamientos para residentes y comerciantes. Además serviría para rehabilitar y mejorar esta margen del río y que actualmente se está abandonado".
 
Informacion