promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mie

17

Jun

2015

LA ANTIGUA CERERIA DEL SALVADOR SE TRASLADA A LA CALLE CORDOBA PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 17/6/2015

CRISTINA AGUILAR

Apenas cien metros separan la actual ubicación de la Antigua Cerería del Salvador de la que tendrá a partir del próximo 2 de julio, fecha en la que se trasladará a la calle Córdoba, donde hasta hace dos meses estaba abierta al público la zapatería Dorado. A la Antigua Cerería del Salvador, sita en la plaza que lleva su nombre desde 1927, se le extinguió el contrato de alquiler el 31 de diciembre de 2014, al igual que el resto de negocios de renta antigua.

 

Se trata de un edificio de tres plantas dedicadas actualmente a la venta al público, de 45 metros cuadrados cada una, y otras dos de almacén. Los actuales propietarios de la Antigua Cerería del Salvador, los hermanos Antonio y Manuel López, aseguran que desde la Orden de San Juan de Dios, propietaria del inmueble, «se les negó la posibilidad de negociar la renovación del alquiler porque ya tenían un proyecto ideado para ampliar sus instalaciones». De hecho, ABC de Sevilla publicó recientemente que dicha Orden utilizará este espacio como acceso de ambulancias para la residencia de ancianos.

Sin embargo, el nuevo emplazamiento de la Cerería en la calle Córdoba no será definitivo. «Estábamos a la espera de encontrar una buena oportunidad para mudarnos, no queríamos alejarnos demasiado de nuestro punto de venta actual. Es cierto que se nos ha echado el tiempo encima, pero por suerte conocíamos a la familia propietaria del local y nos los pueden alquilar hasta finales de año. A partir de esa fecha tendremos que buscar otro lugar porque los dueños tienen otro plan para el local», aseguran.

Así, de los 45 metros cuadrados de exposición al público que tiene ahora la Antigua Cerería, pasará a los más de 120 del nuevo local. En este sentido, Antonio y Manuel López tienen ya autorización de los propietarios de la vieja zapatería para cambiar el rótulo que todavía mantiene el de Dorado.

Más cera

Aprovechando el cambio de ubicación, los hermanos López quieren dar un nuevo aire al negocio, volviendo a la antigua estética que tenía la Cerería que fundó su tatarabuelo en 1845. Entonces, el primer establecimiento se abrió en La Puebla del Río, trasladándose en los años 20 del siglo pasado a la capital. «Queremos que se distinga perfectamente desde la calle que somos una cerería. Casi todo el mundo sabe que hay una en la plaza porque llevamos allí toda la vida, pero realmente, desde fuera, no se identifica bien que lo que se vende sean velas. A eso le queremos dar solución, colocando antiguas estanterías de madera que hemos encontrado en el almacén como grandes expositores de velas». Estos hermanos confiesan tener ilusión en el nuevo proyecto, que durante estos días los mantendrá ocupados entre la venta al público y la inmediata mudanza.

 
Informacion