promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

14

Sep

2015

PLAZA EN ALQUILER PDF Imprimir E-mail
DIARIO DE SEVILLA / 14/2015 JUAN RUESGA NAVARRO ME resulta desproporcionado e inadecuado el tinglado que se ha montado en estos días en la Plaza de San Francisco. Por muy razonables y de interés que sean la finalidad y la propuesta de contenidos, la nave instalada en la plaza tiene un tamaño excesivo, y por forma y acabados no ha sido pensada para este lugar. No respeta en absoluto la escala, la arquitectura y el trazado de la plaza. Por no decir que la citada nave tiene ya demasiados kilómetros y me parece que no está presentable para el centro de Sevilla. En esta ocasión, además, la construcción instalada distorsiona y se enfrenta a las velas del Corpus que daban hasta hace pocos días una amable imagen. Las plazas de Sevilla, desde siempre, han sido lugar de encuentro de los sevillanos, bien por su historia, su uso como mercado, lugares de contratación, de tomar el sol o de juegos infantiles. Nuestro clima y forma de vivir lo favorece. Las principales plazas de la ciudad, las más representativas, San Francisco, Plaza Nueva y Plaza del Salvador, son testigos de ello. Otras plazas, más domésticas, como San Lorenzo, la del Pan, Santa Ana, la Gavidia y Alfalfa tienen una dimensión y una vida más de barrio, llena de encanto en su localismo. Algunas forman parte de la Sevilla más escondida, más íntima, como la plaza de Pilatos, la recoleta Santa Marta, el Pumarejo, Santa Isabel, escenario del mejor lienzo renacentista de la ciudad. Otras tienen vocación de lugar de privilegio, de foto de recuerdo, siempre respaldadas por los grandes monumentos de la ciudad como la plaza de la Virgen de los Reyes y la del Triunfo. Pero entre todas las plazas de Sevilla, la Plaza de San Francisco es la plaza por antonomasia. La plaza mayor de la ciudad. Siempre me ha atraído esta plaza. Su porte urbano y los edificios. Repasar las fotos de otros tiempos de esa plaza, nos cuentan de un vistazo cómo era Sevilla en cada momento de su historia. Testigo de fiestas de toros, cabalgatas, autos de fe, procesiones y fiestas de todo tipo. Y lugar de la representatividad de la ciudad, de sus jerarquías políticas o religiosas, tanto para el Corpus como para la Semana Santa. Desde hace ya años, se celebran en la Plaza de San Francisco múltiples actividades y convocatorias de distinta naturaleza. En algún caso con una actividad frenética de cambio de una a otra. Se mantiene el aparcamiento de motos, y además aparecieron los veladores. Creo que si queremos reflexionar sobre la imagen de la ciudad, comenzar por valorar debidamente las plazas no está de más. Porque estamos hablando de las formas urbanas y más en un lugar tan concreto como la Plaza de San Francisco, ombligo histórico de Sevilla. Con el debido respeto a los promotores de todas las iniciativas y sin intentar llevar más razón que nadie, creo que una cosa es mantener vivo el foro de la ciudad, y otra llenarlo de actividades traídas de aquí y de allá, sin tener en cuenta el sitio. Una última reflexión : ¿todas esas actividades privadas en la Plaza de San Francisco producen ingresos a la ciudad o encima nos cuestan el dinero a través de los servicios municipales?
 
Informacion