promo

Lun

26

Oct

2015

MULTA HISTÓRICA DE PATRIMONIO;EL EMPRESARIO DE LA CASA DE LA MONEDA: " ME VOY, INVERTIR EN SEVILLA ES UN CALVARIO" PDF Imprimir E-mail
Calle santander
El empresario es dueño de la Piamontesa y Pani&Pasta en Sevilla Este periódico localizó al empresario tras conocer que el órgano de la Junta de Andalucía que vela por la conservación del Patrimonio le había impuesto una multa sin precedentes a pesar de que permitió construir el edificio vanguardista colindante diseñado por el arquitecto Antonio González Cordón, denunciado por Adepa en los tribunales. Juan Manuel Chacón tiene negocios del sector terciario en muchos puntos de España. Es dueño de dos cadenas de restaurantes: la Piamontesa y Pani&Pasta. Y también promueve la creación y gestión de hoteles «boutique» —alojamientos de lujo en edificios de alto valor patrimonial— en numerosas ciudades. Pero Sevilla dejará de ser una de ellas. «Es una ciudad que amo porque aquí están mis orígenes, pero es imposible hacer cualquier cosa, así que después de esta sanción de la Comisión de Patrimonio he decidido marcharme, lo he puesto todo a la venta». Concretamente es propietario de la Casa del Tesorero —objeto de esta polémica—, otro restaurante en la calle Alfonso XII y un tercero en Marqués de Paradas. Por otro lado, regenta el hotel Casa 1800 en la calle Mateos Gago. «Tengo uno exactamente igual que éste en Granada, en una casa del siglo XVII del Albaicín, y nunca he tenido ningún problema porque el Ayuntamiento es ágil, pero aquí en Sevilla es imposible», se lamenta. Rehabilitar edificios Su modelo de negocio tiene como principal característica la rehabilitación de edificios de gran valor histórico respetando las directrices que dan las administraciones acerca de la conservación. Por eso todos sus proyectos incorporan un arqueólogo. «En el caso de la Casa del Tesorero, que es por la que me han puesto la multa de 350.000 euros, el arqueólogo, Guillermo Mora, me pidió incluso retrasar los plazos de obra porque quería seguir excavando y gracias a eso descubrió la que hoy se denomina Torre del Bronce», explica mientras muestra el catálogo de bienes de la Junta en el que está contemplado este hallazgo. Por eso Chacón no entiende que la Comisión de Patrimonio, que depende de la Consejería de Cultura, haya mostrado este celo con él mientras ha permitido construir en el solar contiguo un polémico edificio vanguardista que han denunciado todas las asociaciones de conservación del patrimonio. «En esa Comisión las decisiones se toman de manera muy extraña», denuncia. Sus problemas comenzaron cuando en 2011 las obras de rehabilitación del inmueble fueron paralizadas por Patrimonio alegando que no respetaban la estructura original del edificio. Paradójicamente, los trabajos realizados por el arquitecto, a quien también sanciona dicha Comisión, se ajustaban estrictamente a una orden que había dado meses antes la Gerencia de Urbanismo para evitar que el edificio se cayera, ya que se encontraba en muy mal estado. «Mil problemas» Los informes técnicos acreditaron que las obras ejecutadas habían cumplido a rajatabla el mandato técnico del Ayuntamiento, pero esta disfunción entre ambas administraciones supuso un encarecimiento de la obra para el empresario, ya que estuvo varios meses con la constructora parada a la espera de que se le volviera a dar el permiso. Aquel caso fue publicado por ABC. Y Chacón asegura que ésa es la razón por la que ahora son tan duros con él: «Desde entonces, la jefa de servicio que lleva este tema y que es miembro de la Comisión de Patrimonio, María Antonia Teva, nos ha puesto mil problemas. Nos dijo que por qué había salido la noticia en el periódico y nos aclaró que no le había gustado eso. Ella es la que ha instruido el expediente de sanción y estoy convencido de que ha exprimido al máximo la ley para ponernos la de mayor cuantía posible», explica Chacón, que hoy mismo vuelve a Cataluña con la intención de regresar sólo para firmar las escrituras de venta de sus negocios.
 
Informacion