promo

Mar

03

Nov

2015

CIUDAD DEL DISPARATE PDF Imprimir E-mail
Calle santander



¿Sabe usted con qué belleza linda la Casa del Tesorero además de con la Casa de la Moneda? Con el estupendo edificio, tan respetuoso con el entorno, de Antonio González Cordón. Éste no planteó ningún problema a la Comisión de Patrimonio. Como tampoco se lo plantearon las setas de la Encarnación, la torre Pelli o -puestos a relacionar hostelería y conservación- el interior y los rótulos del Bar Laredo. Así es si así os parece. Conclusión de la aventura: el empresario ha puesto en venta sus negocios y deja la ciudad. Lo comprendo. Le aplaudo. Ésta es la ciudad del disparate y el desgobierno. 

Nunca olvidaré -y nadie debería olvidarlo- lo sucedido con las plazas del Cristo de Burgos y de San Lorenzo. En marzo de 2003 la siempre atenta e imparcial Comisión de Patrimonio (PSOE) ordenó la inmediata paralización de las obras que el Ayuntamiento llevaba a cabo en la Plaza del Cristo de Burgos porque el proyecto de la Gerencia de Urbanismo, entonces en manos del PA, no respetaba la estructura de este enclave. Según la inolvidable delegada provincial de Cultura, doña Maribel Montaño, era imprescindible mantener la geometría y ordenación actual, y respetar los pavimentos tradicionales. Seis meses más tarde, en agosto de 2003, comenzaron las obras de reforma de la plaza de San Lorenzo: igualaron su altura, le quitaron la estructura de plaza salón y sustituyeron los adoquines por losetillas. ¿Qué dijo la siempre atenta Comisión de Patrimonio? Nada. ¿Qué había pasado entre una y otra reforma? Una nadería: las elecciones de mayo de 2003 que deshicieron el pacto con el PA y pusieron Urbanismo en manos socialistas.

 
Informacion