promo

Lun

18

Abr

2016

EL ETERNO TERREMOTO PDF Imprimir E-mail
Calle santander

ABC SEVILLA / 8/4/2016

ANTONIO BURGOS

Se ha efectuado ya, o se está efectuando, algo así, porque a ojos de la calle ha pasado completamente inadvertido, un simulacro de terremoto en Sevilla, para probar la preparación de los servicios de socorro, de Protección Civil, del 112, de la Cruz Roja, de la Unidad de Bomberos Militares (vulgo UME) que creó ZP y de otras benéficas organizaciones. No sé si han movilizado en este simulacro a las máximas expertas contra terremotos que hay en Sevilla, y si no lo han hecho, un cero patatero para los organizadores.

--¿Y quiénes son esas máximas expertas, si se puede saber?

Pues sí se puede saber. Esto no es como el futuro de lo que vaya a hacer Sánchez en los pactos de investidura: si tendremos Frente Populista o repetición de las elecciones. Aunque el otro día, a modo del simulacro de terremoto, hubo en el Congreso de los Diputados un ensayo general con vestuario de lo que ha de ser ese Frente Populista que nos amenaza. Sin haber sido constituido el Gobierno, todos los escaños zocatos votaron unánimemente la paralización de la aplicación de la LOMCE. Creo que esto no ha ocurrido en toda la historia del parlamentarismo: que virtualmente se derogue una ley del Gobierno anterior sin que haya sido constituido el Gobierno posterior. Posterior: la parte por donde nos van a dar a todos como Sánchez siga con sus ganas de llegar a La Moncloa sea como sea. Es como si le hubiera cambiado la letra al "Oriamendi" de los carlistas; y se lo dedico a mi condiscípulo portacelitano Enrique Barrau García, hijo de un héroe requeté del Tercio Virgen de los Reyes en la Batalla de Lopera, cerebro sevillano primera firma en Edafología, emigrado a universidades de Estados Unidos desde que salimos del colegio, que ha recorrido medio mundo ejerciendo su especialidad en zonas subdesarrolladas y que pasa unos días con nosotros. Ya digo que Sánchez parece que le ha cambiado la letra al himno carlista: "Cueste lo que cueste/se ha de conseguir/que sea presidente/Sánchez en Madrid".

Pero íbamos con el terremoto y la pregunta de quiénes son nuestras máximas expertas en ellos. Pues Santa Justa (la que tiene estación) y Santa Rufina (la que no la tiene), las Santas Patronas trianeras que es tradición que cuando el terremoto de 1755 dejaron su alfarería, cruzaron el puente de barcas, se vinieron a Sevilla y aguantaron la Giralda, que por eso no se cayó, según puede comprobarse cuando salen en el Corpus a ambos lados de la torre mayor que salvaron.

¿Simulacros de terremoto en Sevilla? ¿Para qué? Un lector (naturalmente, militar) me lo hace ver: "Ayer se produjo un simulacro de terremoto en Sevilla y uno de los supuestos se efectuó en el acuartelamiento Alfonso XIII, donde se ubicaba el Regimiento de Caballería Sagunto 7 y que hoy está en ruinas. La noticia es falsa, no ha sido un simulacro: es la realidad cruda y dura de los efectos de los políticos y algunos responsables de la cúpula militar sobre los sevillanos Regimientos de Soria 9, Artillería 14 y Sagunto 7 y que continúa, hoy día, con el Hospital Militar Vigil de Quiñones. Y todo ello ante la pasividad de los sevillanos de ayer y de hoy, a los que sólo les interesó la conservación de la Banda de Soria". Tiene razón este lector. ¿Qué más terremoto en Sevilla que la piqueta, que el abandono, que la desidia por la conservación del patrimonio? Adepa podría dar una lista de los edificios recientemente destruidos por el Terremoto Continuo de Sevilla contra su Patrimonio. Hay terremotos que se cargan palacios, como ocurrió con San Telmo cuando le metió mano el arquitecto del Régimen. Y no acudió la Unidad Militar de Emergencias. Hay terremotos que desfiguran conventos, como cuando al de Santa Clara, que desafiaba al tiempo, lo convirtieron en Espacio. Y lo más raro del mundo: este eterno terremoto sevillano no sólo tira edificios históricos, sino que los levanta de nueva planta, en forma de mamarrachos. No hay Protección Civil que nos haya podido librar de Las Setas, de la Torre Pelli o del Secadero de Tabaco de la calle Santander. ¿Será por terremotos?

 
Informacion