promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

26

Abr

2016

EL LUBRE PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA / 23/4/2016

ANTONIO BURGOS

Sevilla tiene mucha memoria para unas cosas y muy poca para otras. Tan poca memoria como vergüenza. De unas cosas le interesa muchísimo acordarse y otras, borradas. Lo digo por el callejero sentimental de la ciudad, que aquí hemos glosado muchas veces. Eso de que le sigamos diciendo Puerta de Jerez al lugar donde se alzó la que así se llamaba y que en el ardor "progre" del higienismo de la época fue derribada en 1846. Ayer por la mañana. Sevilla, 170 años más tarde, guarda memoria de algo que no existe. Pero no son sólo las puertas. El reagrupamiento de los locales comerciales que el Cortinglés tenía en la Plaza del Duque nos hace ver que también los establecimientos desaparecidos siguen formando parte de ese Callejero de Lo Inexistente que es puro patrimonio inmaterial de Sevilla.

Si digo que el Cortinglés se va del Lubre es como si escribiera que El Punto ya cerró en la Puerta Osario. Algo que deja de funcionar en lo que ya no existe. ¿Cuánto hace que cerró el Lubre de don Juan Zapata Cubeiro? El Lubre se alzó sobre el derribo de la Casa de los Cavaleri, que ahora les suena a algunos sólo a nombre de estaciòn del metro en la cornisa del Aljarafe. En el espíritu de la mala conciencia del urbanismo de la época, del alcalde catedrático de Historia del Arte que autorizó los derribos del Duque (a cambio de la Casa de los Pinelo para las Academias), de la Casa de los Cavaleri dejaron en pie sólo la portada, que quedó como una reliquia sangrante de lo que se habían cargado muy legalmente. Y allí puso Zapata Cubeiro su gran almacén (me parece que procedente de Establecimientos Ortega), frente al grande de los grandes. David de quien se decía que había hecho el dinero, toca madera, con las cajas de muertos, un negocio muy de su Galicia, frente al Goliat de Don Ramón Areces, quien para alzarlo se había cargado nada menos que la Casa del Marqués de Aracena (vulgo "Palacio de Sánchez-Dalp"), tesoro de las artesanías y las artes ornamentales sevillanas, y la Casa de los Guzmanes, la del Duque de Medina Sidonia, que ya no era tal solar ducal, sino establecimiento comercial: los Almacenes del Duque, de Fernández y Compañía, de los que guardo buena memoria familiar porque mi alfayate, apenas con 12 años, empezó a trabajar allí como aprendiz de sastrería. Y memoria de Radio Sevilla tendrán muchos lectores puretones, querido Salomón Hachuel, porque cuando era costumbre que los jueves, que no había colegio por la tarde, entregaran globos a los chiquillos en los comercios, esos almacenes que precedieron al Cortinglés se anunciaban en la radio con estos versos: "Los Almacenes del Duque/de Fernández y Compañía/obsequian a sus clientes/con globos todos los días."

Bueno, pues vino el Cortinglés, pinchó el globo y Areces llamó a mi querido y muy macareno Enrique Pavón para que lo derribara todo y lo dejara como la palma de la mano. Nadie llama "Almacenes del Duque" al sitio que ahora ocupa el Cortinglés, pero sí, en cambio, en la otra acera, con la de años que hace que cerró, le dicen "El Lubre" al anexo del Cortinglés que está en el solar de los Cavaleri, junto con el Hotel Derby.

Así que el Cortinglés se va del Lubre y más metros libres desocupados de negocio que quedan en Sevilla. Con la crisis, ¿cuántas hectáreas de locales comerciales vacíos hay en el centro? Da terror pasar por cualquier calle, donde ha cerrado casi todo el comercio tradicional, salvo rarísimas excepciones, y han llegado las franquicias. O los negocios descabellados que duran un suspiro. Abrieron ayer, pero pasas mañana por allí y ya no están. Tienen en sus lunas puesto el habitual cartelón modernísimo de "H&J, Asesores Inmobiliarios", que equivale a aquello antiguo de la papeleta blanca puesta entre los barrotes de los balcones de los pisos que se alquilaban. Y por si todos estos locales comerciales vacíos fueran pocos, encima, la locura de los cientos de metros de la Torre Pelli. Que le pondrán el nombre que quieran. pero que seguirá siendo la Torre Pelli. Como la Puerta Jerez sigue siendo la Puerta Jerez y el Lubre sigue siendo el Lubre.

 
Informacion