promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

16

May

2016

Legado Expo propone recuperar el telecabina para su uso comercial PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA/ 5 DE MAYO DE 2016

Cristina Díaz

La Asociación Legado Expo, que cuenta con la aprobación del Ayuntamiento de Sevilla para organizar en 2017 el vigésimo quinto aniversario de la Exposición Universal de 1992, ha propuesto para esta efeméride el derribo de la estación del telecabina situado frente al Pabellón de Marruecos y la adecuación de la estructura que queda de este transporte junto a la Escuela de Ingenieros para "dar servicio terciario" a universitarios y trabajadores de la Cartuja, tales como copisterías, papelerías y restauración. 

Esta entidad cívica, constituida en 2011, apuesta por una celebración "austera", con "bajo coste", donde prime la recuperación de los espacios abandonados y la revitalización de la zona a los "grandes festejos". "La Cartuja necesita un lavado de cara y que los ciudadanos conozcan qué ha quedado después de la Expo y la actividad que se desarrolla en la actualidad", explicó ayer a este periódico Ángel Aramburu, presidente de la Asociación Legado Expo. 

La situación de las dos estaciones de telecabinas abandonadas está bloqueada, ya que el suelo es propiedad municipal y lo construido sobre rasante pertenece a la Junta de Andalucía. Desde esta asociación proponen un trueque entre ambas administraciones y que cada una de ellas se quede con la gestión de una estación y de su suelo. "En un principio propusimos el derribo de la estación intermedia para que se apreciara mejor la singularidad arquitectónica del Pabellón de Marruecos, pero se puede mantener. La cosa es darle uso", aclara Aramburu. En la estación de la Escuela de Ingenieros proponen la creación de un área de servicios. 

Legado Expo presentó al Ayuntamiento hace un par de semanas un dossier con diferentes propuestas, como el nombramiento de un comisario para la coordinación de las diferentes ideas en torno a la efeméride, según señala Ángel Aramburu. Este punto ya se ha cumplido con la elección de Julio Cuesta, ex director de relaciones externas de la sociedad estatal, como adelantó el martes este periódico. 

La Cartuja genera anualmente 1.800 millones de euros a través de las más de 340 empresas y entidades que desarrollan su actividad en la isla. Según datos de la Asociación Legado Expo, en esta zona hay 50.000 metros cuadrados de oficinas, 175 grupos de investigación y cinco centros universitarios. El 8% del Producto Interior Bruto (PIB) de la ciudad procede de la Cartuja. Sin embargo, según alertan desde Legado Expo, también hay grandes vacíos urbanos, zonas degradadas y "mucho potencial sin desarrollar". 

La entidad apuesta por una mayor integración de la isla en la ciudad y propone que se acabe con los "reinos de taifas" que ocasiona la existencia de suelos de propiedad municipal, edificios de la Junta y espacios privados. La asociación reclama dotar a esta zona de una entidad jurídica única y que la Cartuja sea un distrito más de la ciudad, el número 12. 

Además, aboga por crear un eje cultural, de sur a norte, que incluya el Caixafórum (en construcción en el complejo Torre Sevilla), el Pabellón de la Navegación, el del Siglo XV (sin uso), el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, el Pabellón de la Naturaleza (vacío actualmente), el Pabellón de Hungría (bloqueado por un proceso judicial), el Pabellón Cruzcampo (sin uso), el Auditorio SGAE (también sin actividad), el Teatro Central y el parque de maquetas Andalucía de los Niños, "hoy destrozado". La asociación es especialmente crítica con el estado de este último espacio, y asegura que la administración pública lo "ignoró hasta el punto de permitir su expolio casi absoluto". 

Otra de las propuestas es recuperar el Canal de los Descubrimientos, "hoy un páramo abandonado". Desde la asociación no descartan la posibilidad de crear aparcamientos en el vaso del canal para dar servicio al Auditorio Rocío Jurado, los jardines, el pabellón del Futuro y al propio parque científico y tecnológico. "Apostamos por desarrollar esta idea de forma sostenible y respetuosa con el paisaje", apunta la asociación en su dossier original de propuestas. "Proponemos reforestar las márgenes y colocar pérgolas para crear una cubierta vegetal, rasante con el Camino de los Descubrimientos, respetando las actuales pasarelas y con una superficie central de paneles fotovoltaicos alineados de norte a sur". De este modo se pretende dar sombra al nuevo estacionamiento, que queda oculto al estar en una cota inferior al paseo de los márgenes del canal y se genera electricidad limpia para las necesidades del aparcamiento. 

La entidad ciudadana también considera que la Cartuja cuenta con unas zonas verdes infrautilizadas. "El Jardín Americano, el del Guadalquivir y el paseo de la ribera son joyas que costó mucho recuperar del abandono, concretamente 8,5 millones de euros en 2010, y que actualmente no tienen un adecuado mantenimiento ni una gestión acorde a su importancia y potencial", comentan. En este sentido, reclaman dotarlos de una gestión propia, "similar a la del Arboreto del Carambolo" y la creación de un banco germoplástico en el Pabellón de la Naturaleza "que sea el germen para el futuro jardín botánico de Sevilla". 

La Asociación Legado Expo hace hincapié en las "inmundicias" existentes en esta zona, el "desprecio" que sufren los regalos de los países participantes en la Expo 92 como el cohete Ariane IV a tamaño real, "abandonado a su suerte como su vecino Hispasat", y la falta de señales e indicadores para llegar a la Cartuja desde el resto de la ciudad e información turística de pabellones e hitos del 92 en la isla. La entidad reclama que se aborde el futuro de las pasarelas peatonales y ciclistas sobre el río y el mantenimiento y limpieza de los puentes del 92, además de exponer en el Alamillo las carrozas de la cabalgata diseñada por Joan Font y de titularidad municipal. Reclaman, además, la ampliación del Cercanías a Blas Infante y la circulación por el recinto de más líneas de autobuses públicos, como la línea 2 de Tussam. 

 



Ángel Aramburu reconoce que su entidad actualiza constantemente estas propuestas y que aún se están estudiando en las diferentes mesas de trabajo constituidas por representantes de la propia plataforma ciudadana, del Ayuntamiento, del Parque Tecnológico y de la Empresa Pública de Gestión de Activos (Epgasa).

 
Informacion