promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

16

May

2016

Patrimonio dice sí a derribos sólo si los avala Urbanismo PDF Imprimir E-mail

VIVA SEVILLA/ 28 DE ABRIL DE 2016

M. J. FLORENCIO

La Comisión Provincial de Patrimonio, dependiente de la Junta, ha admitido la posibilidad de autorizar demoliciones parciales en el antiguo mercado de la Puerta de la Carne y la posterior reconstrucción de los elementos demolidos, pero sólo si la UTE concesionaria de este Bien de Interés Cultural presenta un exhaustivo informe técnico elaborado por un experto acreditado que certifique el estado irrecuperable de la mayor parte de su estructura, y de que ese dictamen vaya avalado por la Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento como propietaria del inmueble.

La vía abierta por la Comisión da oxígeno al Consistorio, que en la última semana ha llegado a temer seriamente por la viabilidad del proyecto tras la negativa inicial de dicho organismo a autorizar la sustitución de elementos originales del BIC.

El proyecto de intervención en el antiguo mercado ha ocupado al menos dos sesiones de trabajo de la Comisión y suscitado una gran división en su seno, por no tenerse clara la decisión a adoptar sobre un inmueble cuya estructura está en tan pésimo estado que amenaza con venirse abajo en cualquier temporal.

Finalmente, ante la aparente imposibilidad de salvar en su integridad todos los elementos originales del edificio, la Comisión permitirá la demolición y reconstrucción de la parte irrecuperable de la estructura sólo si se aportan esos dos informes como garantía de que es la única actuación posible: el firmado por un experto y el aportado por Urbanismo.

Probablemente habrá que meter la piqueta en los grandes pórticos centrales del edificio, cuya estructura ya está muy disgregada, y quizás podría salvarse con una labor de intensa rehabilitación la banda perimetral.

La Comisión comunicará el acuerdo a la Consejería de Cultura, que a su vez lo trasladará a la Gerencia  para que actúe en consecuencia. Una vez que estén listos ambos informes, deberán remitirse a la Comisión para su examen, debate y, si procede, su aprobación, sin la cual el Ayuntamiento no podrá otorgar la licencia de obras definitiva. Se estima que los informes podrían estar concluidos entre mediados y finales de mayo.

También se ha acordado que en el supuesto de que se autorice la demolición parcial, esa decisión no condicione la ejecución de un sótano por tratarse de un caso excepcional y aunque ello no sea lo habitual en la tradición urbanística local. Además, si  éste sótano se construyera, habría un estricto control arqueológico de la zona que hipotéticamente se excavara .

En definitiva, la Comisión ha procurado ajustarse al principio de tratar de evitar demoliciones en un BIC salvo que, como en este caso que califica de excepcional, los informes exigidos demuestren su estado ruinoso y, por tanto, la inevitabilidad de demoler y reconstruir.

El gobierno municipal, por su parte, queda a la espera de que la Comisión dé su esperada aprobación definitiva al proyecto para entrar entonces a analizar si procede negociar con la UTE la revisión de los términos del contrato de concesión.

 
Informacion