promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Lun

03

Oct

2016

LA JUNTA ESTUDIARÁ SUSTITUIR POR BUS O TRANVÍA EL METRO QUE FALTA PDF Imprimir E-mail

DIARIO DE SEVILLA / 22/9/2016

A.S. AMENEIRO

Las primeras jornadas técnicas sobre movilidad sostenible que acogió ayer la sede sevillana del Colegio de Ingenieros de Caminos de Andalucía sirvieron ayer para arrojar una gran luz sobre por qué, a estas alturas, la Junta de Andalucía no ha construido las tres líneas de Metro que faltan, con los proyectos constructivos redactados desde 2011. A preguntas de este periódico, la Dirección General de Movilidad de la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta admitió, por primera vez, que hay que revisar esos tres proyectos de Metro que están hechos y decidir si es mejor sustituirlos por tranvías o plataformas reservadas para autobús. 
 
Hasta ahora la administración andaluza no había hecho público que se iba a replantear por completo las tres líneas del Metro que quedan por hacer, y tampoco habia desvelado tal cosa el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quien incluso dijo hace unos días a este periódico que pronto se iba a reunir con la Junta para decidir los trazados prioriotarios de las líneas de Metro que faltan. 
 
En el turno del coloquio, Paloma Ortega, jefe de Infraestructuras de la Dirección General de Movilidad, que venía en sustitución del director general, Rafael Chacón, admitió que "exactamente así es: hay que revisar los proyectos constructivos (de Metro de Sevilla) que se hicieron en 2011". Y respondió por qué aún no se ha hecho la red completa del Metro siendo Sevilla la aglomeración  urbana más poblada de la comunidad, por delante de Málaga. "Que no se hayan ejecutado físicamente esas cuatro líneas de Metro no significa, desde el punto de vista técnico y político, que no se tenga prioridad para ejecutarlas, sino que ahora se planifica, proyecta y construye con otros criterios, que serán o no serán, en función de los estudios técnicos y de viabilidad. Esos estudios nos dirán si esas líneas que quedan van a ser Metro, van a ser sistemas tranviarios o plataformas reservadas para autobuses". Y añadió más: "Y no quiere decir eso que no estemos priorizando Sevilla, ni mucho menos, simplemente estamos reestudiando las necesidades de la población y adaptando los recursos que tenemos dentro de la Administración a la respuesta a esas necesidades". En suma, que con el dinero que hay es preciso adaptar los proyectos.   
 
Una explicación oficial a este giro de la Junta en su gestión política del Metro está en la futura ley andaluza de Movilidad Sostenible, cuya aprobación está prevista para el primer trimestre de 2017, ya que esta norma obliga a planificar en el gasto en infraestructuras bajo el criterio de rentabilidad económica, social y ambiental. La responsable de Infraestructuras de la Dirección General de Movilidad expuso, entre otras cosas, que la comunidad ya tiene el borrador de esta ley, que recibió alegaciones en agosto.  
 
Para tomar decisiones sobre Sevilla, la Junta también quiere ver qué incluye el Plan de Movilidad Urbana Sostenible que ha sacado a concurso el Ayuntamiento y que debe estar listo a finales de 2017 con los criterios del borrador de esa ley andaluza de Movilidad Sostenible.
 
En las jornadas, el Ayuntamiento estuvo representado por el ingeniero José Lorenzo, director de Movilidad, y por el director de Operaciones y Planificación de Tussam, el también ingeniero Juan José Rodríguez. Tras explicar los detalles del plan de movilidad sostenible licitado, Lorenzo citó entre los proyectos de su área, además de la ampliación del tranvía y los buses de tránsito rápido, los intercambiadores de transporte en la Torre Sevilla (el proyecto está casi finalizado) y Santa Justa, y modernizar la red semafórica para dar fluidez al tráfico.
 
Desde Tussam, Rodríguez expuso que de sus 401 autobuses, la mitad funcionan ya con gas natural (189 autobuses), y el resto van con diésel, y que el tranvía permitió quitar de la Avenida 2.700 autobuses y 15.000 vehículos. El directivo lamentó que la doble fila en Sevilla Este y Pino Montano da tantos problemas que tienen que desviar líneas por esta causa a primera hora.
 
Por parte de la concesionaria Globalvía, que gestiona el Metro de Sevilla, intervino el ingeniero Borja Trapote, director de operaciones, quien avanzó que la previsión es alcanzar los 15 millones de viajeros este año en la única línea que hay. El directivo apostó por más líneas de Metro para no ahogar la economía del territorio siempre que "estén justificadas y tengan rentabilidad socioeconómica y ambiental" y reclamó  más coordinación con otros transportes públicos, así como potenciar los transbordos con tarifa integrada entre diferentes modos de transporte, como hace Madrid. 
 
 
 
Informacion