promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

22

Nov

2016

LA FACTURA DE LA GAVIDIA PDF Imprimir E-mail

VIVA SEVILLA / 22/11/2016

Cuanto más tiempo pasa, más en evidencia quedan dos de las ruinosas operaciones con que Monteseirín ha dejado lastrada la ciudad tras su paso por la Alcaldía de Sevilla: liberar al Ministerio de Defensa, a cambio de nada, de la conservación de la inmensa Fábrica de Artillería en San Bernardo, cuya gradual restauración debe costear como nuevo propietario el Ayuntamiento con sus escasos recursos; y, segundo, comprar por 9,9 millones de euros hace once años al Ministerio del Interior su abandonada comisaría de Policía de la plaza de la Gavidia sin haber consensuado previamente con el resto de grupos políticos su uso por aquel entonces o en el futuro, en lo que debería haber sido un proyecto de ciudad.

En realidad ya no son “sólo” 9,9 millones de euros porque el Ayuntamiento va a acumular en el tiempo transcurrido, con los 68.800 euros del servicio de vigilancia que saca ahora a concurso para el año próximo, unos 800.000 euros más en los gastos de custodia de un inmueble que tiene casi en ruinas;  del que todavía no es propietario al 100% porque no ha cumplido la obligación de entregar al Ministerio del Interior una parcela en el solar de la antigua Cruzcampo; y a cambio de quedarse con el edificio tampoco ha conseguido aún la construcción de cinco comisarías en otros tantos barrios.

A esos costes habría que añadir el de la pérdida de oportunidad de las inversiones alternativas que podrían haberse hecho con los 10,7 millones que nos ha costado ya la Gavidia si Monteseirín no la hubiera comprado a Interior sin saber qué uso darle, en la mejor demostración de su falta de modelo de ciudad.

 
Informacion