promo

Lun

11

Sep

2017

LA POLICÍA INVESTIGA LA VIOLACIÓN DE UNA MUJER EN EL PARQUE DEL TAMARGUILLO PDF Imprimir E-mail
Parques y Jardines

CORREO DE ANDALUCÍA * 30/8/2017

ÁLVARO GARCÍA

Las 21.30 horas de la noche del pasado lunes, aproximadamente. Una mujer practica deporte por la zona del parque del Tamarguillo, ubicado entre Parque Alcosa y Sevilla Este,cuando de imprevisto la aborda un hombre tapándole la cara para más tarde agredirla sexualmente. Todo pasa rápido, sin tiempo de reacción para zafarse del agresor, quien más tarde abandona la zona dejando a la mujer sola, aturdida y sin saber qué hacer. Otra violación. Otro parque como escenario. Lejos de la mirada de aquellos que se concentran diariamente en la zona para practicar deporte.

La Policía Nacional ya ha proporcionado el atestado al juzgado, que ha abierto las diligencias previas para investigar el suceso del que por el momento no ha transcendido mucha información para no dificultar las pesquisas. Todavía queda recabar algunas declaraciones de los hechos del pasado lunes, y en ello trabaja desde primera hora la unidad encargada del suceso.

Al respecto de lo acontecido, fue la pareja de la agredida la que llamó al Servicio de Emergencias al percatarse de lo sucedido cuando la víctima llegó a su domicilio. Hasta la vivienda se trasladó un patrullero de la Policía Nacional, que atendió a la chica y recopiló toda la información requerida en este tipo de agresiones. Así pues, y aunque las fuentes consultadas no han podido confirmar ninguna información más, el protocolo en estas agresiones recomienda que la víctima sea trasladada hasta el hospital para hacerle las observaciones pertinentes en materia de análisis y recogida de restos orgánicos.

Ayer, en el parque del Tamarguillo, todo fue como cada día. Personas haciendo deporte, paseando con sus mascotas o incluso con sus niños. Nadie sabía nada, y eso que cada día se concentran cientos de personas en el parque. Fue el pasado lunes. En una noche cerrada en la que un violador esperó hasta acechar a una mujer indefensa que nada pudo hacer para defenderse.

Este suceso recuerda otros tantos que han tenido lugar en Sevilla. Otro parque que queda señalado y en el que ya se cuestiona la falta de seguridad. Una vez más.

OTRAS VIOLACIONES

La Policía Nacional ya investigó un caso en enero de 2014, que finalizó con la detención del agresor en Huelva. La violación se produjo en la madrugada del 14 al 15 de enero en los alrededores del estadio olímpico de La Cartuja, después de que el agresor, que había pasado la noche hablando con ella, se ofreciera para llevar a la víctima a su casa cuando ésta estaba con sus amigas en la zona de Los Remedios. Con la excusa de evitar posibles controles de alcoholemia, la trasladó por un itinerario poco transitado hasta llegar hasta el estadio, donde intentó abusar de ella. Ella pudo escapar, pero la persiguió. y propinándole diversos golpes. logró finalmente su propósito.

Otro caso de agresión sexual fue el de la chica de 31 años que fue localizada muerta en el parque de María Luisa. Los hechos ocurrieron la noche del 23 de febrero de 2016, cuando el atacante, Francisco Morillo Suárez, se aprovechó de la víctima porque estaba aletargada tras la ingestión de barbitúricos. Tras la agresión la dejó acostada boca abajo en uno de los bancos, donde murió desangrada. El hombre ha sido condenado por la Audiencia Provincial de Sevilla a 39 años de cárcel.

Otros casos sonados fueron las violaciones ocurridas en el entorno del hospital de Valme, por las que fue detenido un menor de 17 años en julio de 2015.

EL ÚLTIMO CASO SE VIVIÓ EN EL OLÍMPICO DE LA CARTUJA

Fueron unos operarios de Emasesa los que localizaron el pasado mes de abril, la noche del 21 al 22, a una chica en el entorno del Estadio Olímpico de la Cartuja. La segunda vez que esta zona de Sevilla es protagonista de un hecho semejante. Eran las diez de la mañana cuando la llamada entró en los Servicios de Emergencias, que rápidamente se trasladaron al lugar para atender a la joven, que decía haber sido víctima de una violación, por lo que fue trasladada al hospital Virgen del Rocío. En el centro sanitario fue examinada en busca de restos orgánicos de los agresores. El caso fue resuelto en tan solo cinco días por la Unidad de Familia y Atención a la Mujer (UFAM) de la Policía Nacional, que detuvo primero a dos y luego a otros dos –todos ellos de origen rumano y con edades entre los 26 y 30 años–.

Los cuatro ingresaron en prisión, pero tras una rueda de reconocimiento uno de ellos quedó en libertad después de que la chica dijera que solo estaba allí pero no la violó. El coche donde se produjeron los hechos también fue requisado. La defensa alegó en su escrito que la supuesta víctima habló desde un principio de dos agresores y no de cuatro, y que su versión fue variando en sus diferentes declaraciones. Todos ellos negaron los hechos. El abogado defensor de dos de los detenidos, Enrique Rojo, solicitó al Juzgado de Instrucción número 1 la libertad de uno de los jóvenes, alegando que en un principio la víctima no le identificó. Precisamente el joven que quedó en libertad con cargos el pasado 5 de mayo es uno de los defendidos por este letrado, que ahora reclama la libertad para el otro chico al que representa.

 
Informacion