promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Mar

14

Jul

2009

La nueva fecha para la apertura de Santa Clara será la primavera de 2010 PDF Imprimir E-mail
El alcalde anuncia la apertura de un espacio "de referencia" en San Lorenzo tras años de retrasos y varias fechas de inauguración aplazadas · Montaño presenta un escueto y poco definido avance de contenidos.
Hace dos años, Maribel Montaño visitó por primera vez el Convento de Santa Clara, un inmueble entonces en estado ruinoso y casi oculto en el barrio de San Lorenzo. En ese momento las obras de rehabilitación acumulaban ya un importante retraso, pero la delegada de Cultura supo observar el interior de ese edificio construido sobre el palacio almohade de Don Fadrique -según explicó ayer- "con las gafas de ver el futuro puestas". En junio de 2005, el Ayuntamiento anunció el final de las obras en el convento para 2007; un año después, en julio, la pospuso hasta finales de 2008. Ayer se ofreció otra nueva fecha para la apertura de ese "centro cultural de referencia": primavera de 2010.

El alcalde, el delegado de Urbanismo y Presidencia, Alfonso Gómez de Celis, y Montaño comparecieron ayer en Santa Clara para "trasladar [a los ciudadanos] la importancia de esta recuperación", en palabras de Alfredo Sánchez Monteseirín. De paso, Montaño presentó un avance del Plan de Usos Culturales de este edificio cuyo origen se remonta al siglo XIII.

Tras una inversión de alrededor de ocho millones de euros desde 2003, Urbanismo, área que costea el proceso, ha rehabilitado más de 3.000 metros cuadrados del conjunto monumental, casi el 40% de un total de 12.000 y dentro de los cuales se encuentran los aledaños del claustro principal, la enfermería, el refectorio, los dormitorios, la sala de murales y la antigua ropería. Dentro de "poco más de seis meses", dijo Gómez de Celis, concluirá esta primera fase, a la que seguirá una, todavía sin fecha de comienzo pero ya redactada y presupuestada en 2,5 millones, que abordará el perímetro del inmueble y los jardines que rodean al antiguo claustro. Cuando acabe este segundo tramo habrá ya 8.000 metros cuadrados recuperados para su uso público; después comenzará una tercera fase que completará los espacios restantes.

"¿Se ha tardado mucho tiempo? Sí. Más de lo que nosotros habríamos deseado", resumió el alcalde, que explicó no obstante que el retraso se debe a la "manera delicada", "sin prisas", de preparar su apertura como centro dedicado a "la cultura con mayúsculas". "Ahora el reto es llenarlo de contenido, y para eso contamos con la colaboración de todos ustedes", añadió Monteseirín, incluyendo en el ustedes a los periodistas presentes y fundamentalmente a varios representantes de asociaciones con las que el Ayuntamiento prevé colaborar en Santa Clara.

En este punto, las gafas de ver el futuro de Montaño se empañan un poco y no ofrece escenas nítidas. El plan de usos culturales avanzado ayer es provisional y carece de propuestas concretas (o las tiene, pero muy pocas). La delegada se esforzó en dejar esto muy claro. Al documento presentado lo calificó sucesivamente como "abierto", "borrador" y "de carácter participativo". El Ayuntamiento, dijo, deja "en manos de la opinión pública", a través de los cauces establecidos para la "participación ciudadana", los contenidos definitivos de este espacio, que "es, ha sido y será un empeño especial del alcalde", afirmó.

En principio, y según este plan, habría una sala de 323 metros cuadrados para exposiciones o actos diversos -"tipo conferencia, tipo lectura poética, tipo encuentros...", dijo Montaño-; dos estancias (la antigua enfermería y la capilla del Nacimiento) para la Casa de los Poetas. Esto, en la planta baja. En la primera se desarrollaría -no se sabe de momento de qué manera- el proyecto Sevilla, Ciudad de la Música y se fundaría el Centro de Músicas Históricas; y se instalaría también una biblioteca de hasta 45.000 volúmenes.

La Casa de los Poetas, una iniciativa especialmente polémica estos últimos meses, dimisión de su promotor, Francisco José Cruz, incluida, será coordinada por Francisco Vélez, poeta y presidente de la Asociación Feria del Libro de Sevilla. "Concita consenso y simpatía", dijo de él Montaño, que en un acceso de elocuencia añadió: "Cae bien a todo el mundo, que es algo que viene muy bien en estos momentos". De todos modos, el nombre del "director definitivo" no se conoce. El Ayuntamiento también tratará de "recuperar" a los miembros del Consejo Artístico de la Casa de los Poetas -entre ellos Juan Gelman, Caballero Bonald y Antonio Gamoneda-, que renunciaron "irrevocablemente" tras la dimisión de Cruz, debida, según denunciaron, a los "celos políticos" de la también portavoz municipal.

El proyecto para Santa Clara contempla también reservar espacios para diversas asociaciones. Son el citado Centro de Músicas Históricas (que se crearía previamente), el Festival de Música Antigua de Sevilla, la Orquesta Barroca, los herederos de Manuel Castillo y Rafael Cansinos Assens (cuyos legados se depositarán se mostrarán en este edificio), la Fundación Maya, la iniciativa ciudadana Fábrica del Arte y la Asociación de Periodistas Culturales de Andalucía.

Santa Clara luce ahora como lo que es: un edificio en pleno proceso de restauración. Hay pilas de ladrillos, cables, andamios, abundante polvo, paneles de madera, una hormigonera en el patio... Hay mucho trabajo por delante. Alfonso Gómez de Celis prefiere llamarlo "sprint final".
 
Informacion