Mar

11

May

2010

La Obra del Metropol afectó al yacimiento de la Encarnación PDF Imprimir E-mail
Encarnación
En tales suelos, la constructora Sacyr edifica el complejo diseñado por el arquitecto alemán Jurgen Mayer, al objeto de crear una plaza pública que integre el nuevo mercado de abastos y una cripta arqueológica donde se mostrarán los restos hallados en las ocho intervenciones arqueológicas realizadas hasta el momento: un complejo eclesiástico datado entre los siglos V y VI, antiguas edificaciones de patios columnados y varios mosaicos romanos, el último de ellos del siglo III.
En las actas de declaraciones, la jefa del área de Bienes Culturales de la Delegación provincial de la Consejería de Cultura explicó que la Administración ordenó «la conservación generalizada e «in situ» de los restos aparecidos»en marzo de 2003, lo que, recordó, hizo que resultase «inviable» el aparcamiento subterráneo proyectado. Además aseguró que todas las campañas arqueológicas realizadas fueron autorizadas por la Dirección General de Bienes Culturales e «inspeccionadas» por lo que descartó cualquier «expolio» destacando que «se tiene conocimiento exacto» de las piezas extraídas y de sus «depósitos temporales» a la espera de su reintegración en el yacimiento.
Por su parte, el arqueólogo Fernando Amores dijo que desde que se hizo cargo de las excavaciones en la quinta intervención, los trabajos e investigaciones se realizaron «con la metodología científica arqueológica» y «los permisos pertinentes». Por ello aseguró que los vestigios extraídos están «perfectamente restaurados» aunque «no están en el lugar de origen» mosaicos pero que éstos, considerados «bienes muebles», serán «incorporados» a la «musealización» del yacimiento.