promo

Vie

08

Nov

2019

Piden que las obras del teatro no tapen las vistas de la colegiata PDF Imprimir E-mail
Osuna

Abc Sevilla / 29/08/2019

C. González

 

Casi 350 firmas en 13 horas se habían registrado ayer en una petición realizada por la ciudadanía de Osuna a través de la página change.org dirigida al Ayuntamiento de la localidad para que no se tapen las vistas de la Colegiata de la Asunción.

Las obras de reconstrucción del teatro Álvarez Quintero impiden que se vea desde la Plaza Mayor parte de este edificio tan emblemático de la localidad. La iniciativa ha partido de un ciudadano que explica que lo que están haciendo es «un auténtico disparate» porque la obra de reconstrucción del Teatro Álvarez Quintero tapa parcialmente el edificio histórico y esto «lo tolera el Ayuntamiento, que para eso es el dueño del inmueble».

Por eso, este ciudadano invita al resto de los vecinos de Osuna a ampliar su casa «hacia arriba y si se tapa la vista de la Colegiata, pues se tapa». Y pide la firma a los vecinos que estén en contra de que la obra siga tapando las visitas del edificio. Según apunta, se trata de «un auténtico atropello al patrimonio artístico de Osuna, no hay visitante del pueblo que no se deleite sentado en la Plaza Mayor con la vista de la Colegiata allá arriba»

La primera fase de las obras de rehabilitación del teatro Álvarez Quintero comenzó a mediados de febrero con un presupuesto de casi un millón de euros, sufragados por la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Osuna.

Una obra reivindicada y prevista desde 2006 que aparcaron, según declaró la alcaldesa, Rosario Andújar, el día de la firma de los trámites previos, porque se trataba de un proyecto muy costoso «y, por tanto, tuvimos que priorizar otros servicios más necesarios».

El teatro Álvarez Quintero, situado en el centro de la localidad, data de la segunda mitad del siglo XIX. Está considerado como un símbolo de la historia reciente de Osuna que ahora será aprovechado como espacio escénico. Pero, aunque las obras han sido muy bien recibidas, ahora se someten a la polémica porque no se ha tenido en cuenta el conjunto histórico de la zona.

El edificio cuenta con una superficie construida de más de mil metros en tres plantas, con un aforo de 600 personas. En 1915 un incendio lo destruyó y fue rehabilitado gracias a la aportación de una sociedad y a la indemnización de la aseguradora. La altura del edificio en su rehabilitación es lo que ha motivado la petición de firmas. Los responsables municipales, de momento, no se han posicionado sobre el tema.

Por otra parte, la Colegiata, es una joya arquitectónica del Renacimiento en Osuna. Forma parte de un complejo donde está también el sepulcro de los Duques, situado debajo del retablo mayor. El edificio es obra de dos grandes arquitectos: Diego de Riaño y Martín de Gaínza.

Desde fuera se ve un edificio austero, contrariamente a las riquezas que alberga en su interior, y es símbolo de la ciudad ya que al estar situado en la parte más alta, se ve desde cualquier punto de la A-92 a su paso por la localidad.

 
Informacion