promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

14

Nov

2019

La calle Mateos Gago, sin salida: la obra se vuelve a retrasar y ahora se espera para mediados de 2020 PDF Imprimir E-mail

Abc Sevilla / 31/07/2019

J. Macías

La reurbanización de la calle Mateos Gago tendrá que esperar otra vez. La falta de garantías que ofrecía la empresa adjudicataria ha obligado al Ayuntamiento a rescindir el contrato, por lo que los trabajos en esta vía principal del Casco Antiguo se demorarán hasta después de Semana Santa. La intención del gobierno municipal era que se llevara a cabo por fases, comenzando cuanto antes y continuando a mediados del año que viene para no afectar a esta celebración, ya que es una calle por la que no sólo pasan cofradías sino que es una vía de evacuación fundamental para el público.

Este nuevo retraso en la obra ha originado críticas por parte de la oposición, que denuncian que la extinción del contrato se debe al incumplimiento de los plazos por parte del Ayuntamiento. La concejal del PP Ana Jáuregui calificó de «marketing electoralista» la actuación del gobierno municipal. «La empresa adjudicataria solicitó en abril la extinción del contrato -adjudicado en octubre de 2018 con un presupuesto de 929.00 euros- por la existencia de demora en la comprobación del acta de replanteo», explicó Jáuregui, que añadió que esto «obedece a la decisión municipal de condicionar el comienzo de las obras a una fecha posterior a la prevista legalmente, cuando habían anunciado que las obras se iniciarían en diciembre de 2018».

Por otro lado, el portavoz de Ciudadanos en el Consistorio, Álvaro Pimentel, denunció también la «nula planificación» que ha habido con estas obras y el hecho de que el gobierno «lleve más de un año dándole largas a los vecinos y comerciantes sin ser capaz de concretarles una fecha».

Cabe recordar que fue pasada la Semana Santa de 2018 cuando la calle Mateos Gago se convirtió en semipeatonal, eliminando el aparcamiento en cordón, a la espera de que se afrontara la obra para la transformación integral de la vía, que consiste en la instalación de una plataforma única -con acerados más amplios y calzada más estrecha, mejorando la accesibilidad- y en la renovación de las redes de abastecimiento y saneamiento. El proyecto de reurbanización costó un conflicto con los vecinos, que denunciaron la falta de información e incluso convocaron una manifestación en 2017.

Más de dos años después de que el delegado del distrito Casco Antiguo, además de las áreas de Seguridad, Movilidad y Fiestas Mayores, Juan Carlos Cabrera, hablara de la obra, ésta continúa bloqueada. Pese a que en abril la empresa Grulop 21 le solicitara la extinción del acuerdo, desde el Ayuntamiento trataron de modificarlo para que pudiera efectuarse por fases. Este martes, la Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo dio por fin el brazo a torcer y rescindió el contrato con la empresa y optó por licitar de nuevo este proyecto de reurbanización integral, cuya convocatoria se publicará «en las próximas semanas».

«Dificultades en los plazos»
El Consistorio justificó la resolución del contrato «debido a las dificultades que se han producido en el proceso, en torno a los plazos de inicio y desarrollo de los trabajos». Así, se comprometió a devolver los 38.000 euros de la garantía a la adjudicataria «con el objetivo de garantizar una adecuada ejecución de las obras compatible con la Navidad, la Semana Santa y la actividad comercial de la zona». Así, el gobierno municipal se compromete a que, «como máximo», las obras puedan arrancar en el segundo trimestre del año que viene. Antes del inicio de los trabajos, se convocará a los vecinos y comerciantes a una reunión para planificar otra vez las distintas fases.

 
Informacion