promo

Síguenos en Twiter

Banner
Banner

Jue

14

Nov

2019

Un parque sin remedio en el barrio de Los Remedios de Sevilla PDF Imprimir E-mail

ABC SEVILLA-AMALIA F. LERIDA-30.09.2019

A pesar del anuncio por parte del Ayuntamiento hace ahora un año de una serie de obras en el parque de Los Príncipes con presupuestos de licitación que superan los 100.000 euros, los residentes de Los Remedios se quejan del abandono generalizado que sufre el recinto y que lo tiene sumido en un estado lamentable.

El presidente de la asociación de vecinos, José María Cañizares Márquez, destaca la preocupación de los usuarios de este «pulmón verde» en el que «siguen faltando los 11.000 metros usurpados por el Ayuntamiento hace muchos años y que debió devolver en octubre de 2018, según declararon los señores Espadas y Cabrera en el Pleno y la señora Castreño en la Junta Municipal del Distrito», señala el líder vecinal.

Relata una serie de deficiencias en el entorno como la sequedad, por falta de riego, sobre todo de sus dos tercios orientados al Sur, prácticamente echado a perder y dice que gran parte del terreno tiene el mismo riego por aspersión que existía cuando se inauguró.

La falta de vigilancia, sobre todo durante el fin de semana, es otra carencia que contribuye al deterioro del parque y prueba de ello es la cantidad de botellas, bolsas, y restos de basura que se observa sábados y domingos a primera hora por lo que «los jardineros, en lugar de dedicarse al mantenimiento de las zonas verdes, deben recoger estos restos».

La ausencia de Policía Local, cuya comisaría está a escasos veinte metros del parque, es otra crítica de los vecinos que no obstante tiene que ver que «a primera hora de la mañana sí hay efectivos para detectar a los perros sueltos y multar a sus dueños».

Terrenos secos. El césped brilla por su ausencia
Terrenos secos. El césped brilla por su ausencia - ABC
«Los responsables de Parques y Jardines, en general, demuestran falta de profesionalidad —sigue Cañizares— y de manera más significativa con el estanque que, al tener fisuras, pierde mucha agua y baja su nivel, con el consiguiente peligro para la avifauna. Hay 16 crías de patos que acaban de nacer y necesitan agua limpia y no un agua verde oscura, putrefacta y llena de basuras, porque no hay suficientes aireadores, que es lo que tiene en la actualidad».

Otra cuestión que llama la atención, y más en una ciudad como Sevilla que registra elevadas temperaturas gran parte del año es la inmensa cantidad de árboles talados y no repuestos, con tocones a la vista.

A ello suma el presidente de la asociación de vecinos que la plaza de la Poetisa María Reyes Fuentes «está sin riego, con restos de césped totalmente quemado» y que «también han desaparecido las plantas ornamentales, bahuinia preciosa», que adornaban los rosetones de la plazoleta».

Pero ahí no queda todo. «El suelo —añade— está totalmente impracticable, siendo muy difícil la deambulación por el mismo. La pérgola está sin bancos lo mismo que, en general, ocurre en el resto del parque y los linderos de los caminos están sin árboles, aunque con los restos de tocones, y por tanto, sin sombra».

Los animales y los niños tampoco lo tienen fácil en el parque ya que según Cañizares, el suelo del recinto reservado a los perros es de chinos y guijarros, por lo que al calentarse con el sol, las almohadillas de las patas de los canes se queman. Además, tampoco hay arbolado para sombra, como en la zona de juegos infantiles.

José María Cañizares advierte al Ayuntamiento de Sevilla del malestar entre los usuarios del parque no sólo de Los Remedios sino también procedentes del Tardón, Triana y otras zonas de la ciudad y pide que se tomen medidas para dar respuesta a los servicios básicos que merecen los contribuyentes.

Abandono
Sequedad

En amplias zonas del parque falta riego, sombras y árboles. En la plaza de la Poetisa María Reyes Fuentes hay restos de césped quemado.

La Policía multa

Los vecinos reclaman vigilancia policial que brilla por su ausencia a pesar de que la comisaría está frente al parque, en la calle Santa Fe. «A primera hora de la mañana sí hay para multar a quienes llevan a sus perros sueltos», dicen.

Crías de patos

Las fisuras del estanque le hace perder mucha agua. Hay 16 crías de patos que necesitan agua limpia. En cambio, la que hay está verde oscura, putrefacta y llena de basuras.

Se queman

El suelo reservado a los perros es de chinos y guijarros y al calentarse con el sol queman las almohadillas de las patas de los animales.

 
Informacion