promo

Lun

20

Jun

2011

ZOIDO GUARDA LA CAMARA DE FOTOS; ES LA HORA DE LOS GESTORES PDF Imprimir E-mail
Ayuntamiento

 

Perfilando equipos

También presentan buenas referencias quienes se perfilan como altos cargos de Maximiliano Vílchez en Urbanismo, como Alberto de Leopoldo, ejecutivo de Cajasol a quien Zoido pretende convertir en gerente, o Andrés Salazar, un experimentado funcionario de la casa que parece destinado a ser director técnico en lugar de José Miguel Chinchilla. Otro cargo de la Gerencia se ha quedado vacante al dimitir la directora financiera, María José Sáez, —cuñada de Monteseirín—, espacio para el que se está postulando el que fuera jefe de Intervención y de Economía y Finanzas en los años de Marchena, Manuel Valdivieso, ahora jefe de Tesorería. Precisamente por ese «pasado» ligado a Marchena, entre los más cercanos a Zoido y Vílchez se exponen estos días grandes reparos ante esa posibilidad, que puede ser todo un boomerang. Con su firma se le dio cobertura a operaciones económicas del antiguo gerente y brazo derecho de Monteseirín que luego se han convertido en pesadas losas; el dato de Marchena está ahí, una «herencia»de 21 millones de deuda solo en facturas impagadas. Por eso se lo están pensando bien...

Vacíos

En sus propias filas defienden estos días que «hay que desembarcar, organizar la base del trabajo y no aparecer tanto». Ellos no darán cien días al alcalde; a tenor de lo visto, serán doscientos, actitud que ya genera cierta indignación entre los «críticos» del socialismo sevillano. «Van a estar por la Plaza Nueva solo cuatro o cinco, y hasta septiembre u octubre nada de nada», se queja alguno muy conocido. Desde luego, el grupo de Juan Espadas no parece tener demasiado peso en estos momentos. Basta comprobar que el intento por colocar alguna de sus piezas (De Pablo, Muñoz o Moriña) en la Diputación fue fulminado de inmediato por el poder orgánico, que ha preferido a alcaldes derrotados como Antonio Conde que a la gente de Espadas, desamparada al estar Viera en otros menesteres de supervivencia propia. Algún sobresueldo tendrá que esperar...

Espacio y tiempo

El traspaso de poderes tras la toma de posesión del nuevo Gobierno local y la consiguiente mudanza de despachos en el Ayuntamiento están siendo más largos de lo esperado. Y ha contado con alguna «resistencia», como la de Antonio Rodrigo Torrijos, que se negó a abandonar su antiguo despacho a comienzos de la semana pasada hasta no tener listo el nuevo. Así lo comprobaron varios miembros del PP que accedieron al mismo para preparar el sitio de Javier Landa, el delegado que ocupará esa sala, y que finalmente acabó pactando con el concejal comunista que su traslado se demore a hoy o mañana. Al «palomar» sí se ha trasladado ya el grueso del Grupo municipal de IU, que tendrá otro problema de espacio con su antiguo socio, el PSOE, ya que ha incumplido el reparto de esa planta alta del Consistorio; iba a dividirse para ambos, pero los socialistas estuvieron lentos y el partido minoritario llenó ese espacio con su gente y sus enseres. Y ahora, ¿qué?

 
Informacion