promo

Lun

21

Jun

2021

Restaurar el patrimonio municipal de Sevilla cuesta 90 millones PDF Imprimir E-mail
Otros

Diario de Sevilla / 07/05/2021

Diego.J. Geniz

Sevilla ya cuenta con un plan director de patrimonio municipal. Es una de las primeras ciudades de Europa en poseerlo. Así, al menos, lo ha asegurado este jueves el delegado de Cultura, Turismo y Hábitat Urbano, Antonio Muñoz, en el acto celebrado en el Paraninfo de la Universidad de Sevilla (US), que ha servido de presentación de dicho documento, donde ha estado acompañado del rector de la Hispalense, Miguel Ángel Castro, y la delegada de Patrimonio, Carmen Fuentes.

El plan ha sido elaborado por la Gerencia de Urbanismo y Medio Ambiente y la Fundación de Investigaciones de la US. En él se realiza un diagnóstico completo de los 115 bienes con valor patrimonial (declarados BIC), una lista que se ha ido conformando según avanzaba este trabajo. Al principio sólo se contabilizaron 80.

Esta "hoja de ruta", como así la ha definido el propio Muñoz, contempla una inversión de 90 millones de euros para la puesta a punto de estos bienes, un gasto que se ejecutaría en diez años, el periodo de vigencia del plan.

Al margen de la restauración de estos edificios municipales, también se establecen las líneas estratégicas para su aprovechamiento. En este sentido, el concejal socialista apuesta por que se les otorgue usos culturales y relacionados con "las industrias creativas y el emprendimiento", en línea con los proyectos ya presentados para la Fábrica de Artillería y las naves de Renfe, que también pertenecen a este largo listado. Muñoz considera que deben abandonarse para este tipo de inmuebles los fines administrativos y comerciales.

Nueve programas de intervención
El plan director se estructura en nueve programas de intervención que, a su vez, incluyen 30 acciones concretas para la restauración, conservación y aprovechamiento de estos bienes. La financiación se prevé a través de varias líneas: el capítulo de inversiones del presupuesto municipal, la propia gestión que se haga de los edificios, el 1,5% cultural del Ministerio de Fomento, los fondos europeos y la colaboración pública-privada.

También se apuesta por la digitalización a la hora de conservar e investigar sobre este patrimonio, para lo que se recurre a la herramienta Sphim, que supone una avanzada base de datos con información de planimetrías y reconstrucción en 3D de los 115 edificios. Los más desarrollados hasta ahora son los del Pabellón Real, el antiguo convento de Santa Clara y el Teatro Lope de Vega. Este nuevo instrumento servirá para la toma de decisiones en la comisión de seguimiento que se constituya relativa a dicho plan.

El capítulo de intervenciones se divide en tres fases. La primera de ellas, hasta 2023, incluye 27 edificios, clasificados según el grado de uso que tienen actualmente y de las patologías que presentan. Entre estos inmuebles se encuentran la Hacienda del Rosario, que requiere de una consolidación estructural por 250.000 euros; el tratamiento contra los los xilófagos en la Casa Fabiola (sede del Museo Bellver) por 20.000 euros; las obras en el Monasterio de San Jerónimo, por 4,8 millones de euros; o la rehabilitación integral de la casa natal de Luis Cernuda, por 575.000 euros.

Este proyecto será sometido ahora a una fase de exposición pública. Las aportaciones que se realicen serán analizadas para su posible inclusión. El último trámite será la aprobación en el Pleno municipal, ya que la intención es que el plan sea de obligado cumplimiento para los próximos gobiernos locales, sean de igual o de distinto signo político que el actual. De dicho documento, según Muñoz, ya tienen conocimiento distintos colegios oficiales, los otros grupos municipales del Ayuntamiento y la asociación conservacionista Adepa.

 
Informacion