promo

Jue

24

Jun

2021

Los vecinos de Crédito reclaman que su calle sea segura para los peatones PDF Imprimir E-mail
Calles de Sevilla

Diario de Sevilla / 23/03/2021

A.S. Ameneiro

Los vecinos de la calle Crédito han avalado con 45 firmas que se suprima el aparcamiento en superficie en esta vía, el regular y el irregular, y se coloquen bolardos para proteger las aceras de forma que tengan itinerarios accesibles y seguros para el peatón. La petición afecta también a los coches de Policía Local, cuyos patrulleros aparcan a diario sobre una línea continua amarilla en el tramo de la comisaría local, aun cuando disponen de plazas oficiales que no usan frente al teatro Alameda y al distrito.

LOS PROBLEMAS QUE SUFRÍAN DESDE 2018 SE HAN AGRAVADO CON EL CIERRE AL TRÁFICO DE LA CALLE REPOSO DEL MONASTERIO DE SAN CLEMENTE HACE ALGUNAS SEMANAS

El escrito fue presentado el pasado 9 de marzo a Movilidad y al Distrito Casco Antiguo por Ángela Jiménez Endrina, arquitecta experta en movilidad y vecina, y este martes se adjuntarán las 45 firmas que lo avalan. El Distrito responde que el escrito se estudiará, específicamente las propuestas en relación con el estacionamiento de vehículos de Policía Local y la supresión de las tres plazas de aparcamiento.

La calle se usa como aparcamiento por la cercanía del pabellón deportivo, el Teatro Alameda, la comisaría y el distrito, pese a que varios vecinos de las viviendas más antiguas van en silla de ruedas. Los vecinos reclaman que se permita la circulación de coches de la Calle Crédito sólo a residentes y usuarios de garajes, tal y como se ha hecho en el tramo final de la Calle Jesús del Gran Poder, que tiene las mismas características que Crédito, y que se estudie dirigir el tráfico suprimido por la calle Reposo hacia la Alameda para que desde allí alcancen la calle Lumbreras hacia Santa Clara, suprimiendo el ceda el paso en Lumbreras (a la altura de Crédito) y dejando esta vía con prioridad de paso.

La calle se reurbanizó sin cumplir la normativa de accesibilidad
Al ser la calle en plataforma única, sin bolardos y con aceras muy estrechas, los residentes denuncian que están expuestos a atropellos por el continuo paso de vehículos que invaden el espacio peatonal al tratar de esquivar los vehículos aparcados, una situación que se ha agravado con el cierre al tráfico de la calle Reposo del Monasterio de San Clemente, sucedido hace algunas semanas. "La actuación debe entenderse de forma global, incluyendo supresión de todo tipo de aparcamientos, ampliación de itinerarios peatonales y restricción a la circulación rodada".

Problemas que causa el tráfico en la calle Crédito / A. J. E.

Lamentan que no se haya consultado con los residentes de Crédito el cierre de la calle Reposo, puesto que está causando "graves inconvenientes por el aumento del nivel de tráfico que soportamos" ya que la mayor parte del tráfico suprimido de Reposo circula por Crédito. "Esta situación agrava los perjuicios que venimos padeciendo desde finales de 2018 con la reurbanización completa de la calle Crédito, que quedó desde entonces en plataforma única pero no cumplió la normativa que obligaba a que los espacios públicos urbanizados estuvieran adaptados a las normas de accesibilidad universal a partir del 4 de diciembre de 2017", explica la arquitecta Jiménez Endrina.

La reurbanización de 2018, aparte de incumplir la normativa de accesibilidad universal, dejó las aceras y la calzada sin ningún elemento que las separe más que una línea continua amarilla que no permite la parada (Norma 8.2-IC Marcas Viales) pero "que casi nadie respeta". "La falta de colocación de bolardos que delimiten la circulación rodada del itinerario peatonal genera graves problemas en el flujo peatonal, especialmente en el borde Este, único itinerario disponible", explican.

El aparcamiento irregular se da en el primer tramo de la calle más cercana al pabellón deportivo. "El primer tramo de la acera Oeste está habitualmente ocupado por vehículos de la Policía Local y, en muchas ocasiones, por coches particulares de miembros del cuerpo de Policía Local, de padres esperando a la salida de los alumnos del colegio SAFA Nuestra Señora de los Reyes, usuarios del pabellón deportivo Fundición, etc.", lamentan.

Los vecinos critican el incivismo de la Policía Local. "A pesar de que la Policía Local tiene reservada varias plazas para vehículos oficiales frente a la fachada del teatro Alameda, les resulta más fácil aparcar en Crédito porque realizan menos maniobras, sin importarles no respetar las señales instaladas deprohibido aparcar por 'Zona de Seguridad' y la aludida línea amarilla continua de prohibido estacionar, acumulándose en algunos momentos hasta 3 y 4 vehículos".

QUE SE PERMITA LA CIRCULACIÓN DE COCHES DE LA CALLE CRÉDITO SÓLO A RESIDENTES Y USUARIOS DE APARCAMIENTOS

El aparcamiento regular se sitúa en el último tramo de la calle Crédito en su encuentro con la calle Lumbreras, donde están delimitadas tres plazas de aparcamiento "que apenas dejan espacio de acera". "Cuando hay coches aparcados en el borde Oeste dejan un ancho efectivo de calzada de apenas 2 metros, insuficiente para un paso cómodo de los coches lo que provoca que circulen literalmente por encima de la acera Este, hecho que siempre ocurre en el tramo final por estar las tres plazas siempre ocupadas (en concreto, una de ellas tiene un vehículo abandonado desde hace más de año y medio, con matrícula 0801-DJJ".

Las viviendas vibran con los coches a velocidad excesiva
De los 6 metros de ancho que mide la calle Crédito, 3.80 metros están destinados a calzada y tan solo 1.10 metros a aceras en ambos lados, excepto el tramo final de la acera Oeste que tiene 0.60 metros. La petición de los vecinos es que, mediante bolardos y señalización, "se delimiten claramente las bandas de calzada y acera, de manera que los anchos se inviertan, es decir, que la calzada quede reducida a 2,4-2,5 metros (para que los coches circulen más lentos) y los itinerarios peatonales queden con un ancho de 1,80 metros, tal y como establece la normativa de accesibilidad (Artículo 5.2.b) de la Orden 561/2010 que no se cumplió en la reforma que se hizo en diciembre de 2018", explica Jiménez Endrina.

LOS VEHÍCULOS VAN A VELOCIDAD EXCESIVA, A 30 CENTÍMETROS DE LAS FACHADAS Y AL PASAR POR ADOQUINES SIN PULIR GENERAN VIBRACIÓN EN LAS VIVIENDAS CATALOGADAS DEL XIX

El acceso a los dos aparcamientos subterráneos de la calle también obliga a los vehículos a invadir la acera para abrirse y entrar en posición más ortogonal. "Las aceras no están diseñadas ni construidas para soportar el paso de vehículos, de lo que se deriva que estén habitualmente estropeadas presentando roturas de baldosas y hundimientos, lo que ha motivado que hayan tenido que ser arregladas en varias ocasiones, especialmente la del tramo final".

Otro problema es que los vehículos van a velocidad excesiva, a 30 centímetros de las fachadas y al pasar por adoquines sin pulir generan vibración en las viviendas catalogadas del XIX. "Cuando no hay coches aparcados en el primer tramo del borde Oeste, los coches circulan a velocidades impropias para una calle y entorno de estas características, tal y como marca una señal vertical de 20 km/h situada al inicio de la calle pero que nadie respeta".

"Esperemos que la situación aquí expuesta no llegue a ocasionar ninguna desgracia derivada de un accidente grave sobre algún peatón porque tendríamos la justificación de haberlo denunciado en su momento a través de la presente solicitud", advierten.

 
Informacion