Mie

12

Jun

2013

CON 299 INMUEBLES, ALGUNOS VACIOS, LA JUNTA APENAS REDUCE ALQUILERES Imprimir

ABC SEVILLA / 9/ 6/ 2013

M.D. ALVARADO

Sevilla es el ejemplo más patente de una política de patrimonio de la Junta de Andalucía marcada por la profusión de sedes para sus muchos organismos y agencias y que, hoy, en plena crisis, deja a la luz hechos tan sorprendentes como que a pesar de tener casi 300 edificios en propiedad en la provincia — varios de ellos vacíos o con usos por definir—, la administración autonómica sigue pagando cuantiosos alquileres.

 

FOTOS: J. M. SERRANO / ROCÍO RUZ / JESÚS SPÍNOLA / MILLÁN HERCE

En concreto, y según señalaba en una reciente interpelación el diputado del PP por Sevilla Jaime Raynaud, la Dirección General de Patrimonio tiene contabilizados en Sevilla 299 inmuebles valorados en 8.052 millones de euros. Ese importante número de edificios que, según la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, «se corresponde con el nivel de administración que somos», no deben ser suficientes, ya que la Junta sigue pagando alquileres por muchas de sus sedes y también mantiene varios edificios vacíos y sin uso.

En el caso de los alquileres, conocer cuánto se gasta la Junta en Sevilla es una misión imposible ya que los presupuestos no están provincializados desde 2011; entonces la administración autonómica declaraba destinar a ese fin 47 millones para pagar los alquileres de distintas sedes en la provincia. A nivel regional, este año tiene previsto gastar en alquileres 71,2 millones, lo que supone un incremento de más del 25% respecto a los 59,1 millones que gastó en 2008.

Aún con ese dato, la Consejería de Hacienda sostiene que desde 2010 ha reducido los arrendamientos en 18 millones a nivel andaluz y que este año los reducirá en 10 millones sólo en Sevilla. Claro que esa reducción depende de la puesta en marcha un plan de reordenación de sedes que se lleva a cabo con mucho sigilo. De momento sólo se conocen ahorros por el abandono de la sede de Albareda, unos 3.700 euros al mes, o edificio de La Campana que usó como centro de salud y que costaba 865.871 euros al año. Por con--

Baile de sedes

Consejería de Fomento

Esta Consejería con los años no sólo ha cambiado de nombre en varias ocasiones sino también de sede: en 30 años cinco veces. Empezó en la plaza de América, de allí se fue a la plaza de la Contratación, luego se traladó a un edificio nuevo de la isla de la Cartuja y de allí a una sede alquilada en Diego Martínez Barrios. La delegación provincial también pasó por la edificio de la plaza de Contratación antes de ubicarse en San Andrés

Delegación del Gobierno

Ahora está en el edificio de la plaza de la Contratación aunque durante años se ubicó en el pabellón de Cuba de la Exposición Iberoamericana después de que el edificio, que había sido sede de Emvisesa, pasara a manos dela Junta. Hoy ese pabellón es sede de la Agencia Andaluza para la Cooperación al Desarrollo.

Consejería de Salud

Los servicios centrales del SAS llevan años en la avenida de la Constitución. La Consejería de Salud está en la avenida de Hytasa, a donde se han trasladado muchas de las dependencias de Bienestar Social tras la fusión entre ambas consejerías; la delegación provincial se mantiene en el edificio de Luis Montoto. tra, se estima que sólo el SAS abona al año en rentas 3.104.000 euros y el coste mensual por el alquiler del edificio Noga para sede provisional de juzgados tras el abandono del proyecto de l a Ciudad de l a Justicia alcanza l os 6.000 euros al día.

10 millones pendientes

De hecho, que la Junta consiga ahorrar esos 10 millones en alquileres que anuncia depende de la puesta en servicio de un edificio que sigue sin uso: el edificio de Bermejales. Este inmueble, en cuyos 51.000 metros cuadrados se reubicarían cinco delegaciones provinciales, se ha construido dentro del programa de colaboración públicoprivada que supone que la constructora asume el coste de su ejecución, 65 millones de euros, y la Junta se compromete a pagar el alquiler durante 30 años a razón de 8,7 millones al año.

No es el único edificio vacío que tiene sin uso la Junta. Desde hace un año está terminado un inmueble de nueva planta construido en l a calle Johannes Kepler, en la isla de la Cartuja, para ser sede de la agencia Idea. El inmueble de 11.000 metros cuadrados y 143 plazas de aparcamiento está vacío mientras la misma Consejería de Empleo mantiene ocupados 17 inmuebles,

algunos de ellos en alquiler —muchos de ellos en la Cartuja, pero también en Torneo, Hytasa, Nueva Torneo o avenida de la Borbolla—, para sus distintas sedes.

A ese inmueble vacío, se sumará en breve el que fuera antigua sede de la Escuela de Artes y Oficios, sito en la calle Zaragoza, cuyas obras de restauración, presupuestadas en 4,2 millones de euros, están a punto de terminar sin que se dé a conocer a qué se va a destinar ese edificio ni cuál ha sido la intervención, que a razón de los cuatro años de trabajos que se han empleado en ella debe haber sido profunda.

Si el futuro del edificio de Zaragoza está envuelto en la neblina del ocultismo de la administración pública, hay otro inmueble, éste en construcción, que lo tiene aún peor. Se trata del edificio de la calle Picasso, un inmueble de 7 plantas y 41.700 metros cuadrados, que empezó a construirse en 2009 y que tras el parón sufrido en 2011 por falta de fondos ha vuelto a pararse ahora por «un problema formal» una forma de aludir a la realidad de la falta de liquidez. Hasta este nuevo parón, estaba previsto que se terminase en 2015 y que allí se ubicasen dos consejerías, ¿cuáles? otra incógnita más que se guarda la Consejería de Hacienda en su gestión de edificios y fondos públicos.