Mie

02

Oct

2019

Muñoz lamenta la pérdida del cine Alameda: «Es una pena» Imprimir

ABC SEVILLA-J.MACIAS-21.09-2019

El concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo de Sevilla, el socialista Antonio Muñoz, lamentó ayer la «pérdida» de un espacio cultural de la ciudad como el cine Alameda, por el que han pasado figuras como Sylvia Kristel y a Otto Preminger durante el Festival de Cine Europeo, ya que sus propietarios han pedido la licencia para su conversión en hotel.

Este último hecho, eso sí, lo vinculó el delegado hábilmente a una etapa municipal en la que él no gobernaba. «Es de lamentar, aunque esto ha ocurrido después de que una sentencia en 2011 y el cambio de calificación del suelo realizado en 2014, con el gobierno del popular Juan Ignacio Zoido, permita la conversión de este espacio», dijo.

Muñoz, que acompañó al alcalde, Juan Espadas, en el recorrido por la nueva pasarela peatonal y el centro comercial Lagoh en Palmas Altas, expuso que Urbanismo, en su Servicio de Licencias, estudia el expediente presentado en los primeros días de septiembre y que rebajaría la edificabilidad existente del edificio con este proyecto.

Recordó el concejal que el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) calificaba este cine, así como el Avenida y el Cervantes, como un suelo de interés público y social (SIPS) privado, lo que suponía mantener el uso vinculado a la cultura y al cine de esas propiedades privadas. Sin embargo, los propietarios recurrieron esa calificación que otorgaba el PGOU y, en una sentencia de 2011, los tribunales le dieron la razón.

Ello obligaba al Ayuntamiento a «expropiar o a cambiar la calificación», haciendo esto último el gobierno de Zoido en 2014 con la figura de «centro histórico», calificación que es compatible en este caso con el uso residencial. Por eso ahora los dueños han solicitado la licencia de obra, una vez han entrado en contacto con un grupo inversor.

«La edificación del cine Alameda no está protegida porque es bastante normal, por lo que la única manera de que no prospere su conversión en hotel es que, cuando el proyecto pase por Patrimonio o por el Servicio de Licencias, se pueda detectar alguna deficiencia por no adaptarse a los parámetros del PGOU», advirtió Muñoz, quien lamentó que el Centro «pueda perder un cine clásico tan vinculado a la historia de la ciudad».