promo

ADEPA - Asociación de Defensa del Patrimonio de Andalucía

Mar

21

Jun

2016

ROGELIO REYES Y LA CASA DE CERNUDA PDF Imprimir E-mail

LA CASA NATAL DE LUIS CERNUDA

   Desde la perspectiva que ofrece el paso del tiempo el sevillano Luis Cernuda se revela hoy como el poeta más innovador del 27 y el de mayor proyección en la lírica española de la segunda mitad del siglo XX.  Ninguno de aquellos grandes autores ha ejercido tanta influencia sobre los poetas que han venido después , quienes fascinados  por su lúcida visión del mundo y la modernidad de su lenguaje, han convertido a Cernuda en el gran icono de la mejor poesía actual en lengua española. Nadie desde Juan Ramón Jiménez había concitado tantas adhesiones y tan entusiasta seguimiento. Una vez más Sevilla, la única ciudad de España que puede preciarse de poseer una tradición lírica propia y continuada en el tiempo, ofrece a nuestra literatura un canon poético de alcance universal comparable en su significado a las innovadoras propuestas estéticas de Fernando de Herrera, Gustavo Adolfo Bécquer y Antonio Machado, sus tres líricos mayores.  

   Sevilla posee ese don de la inteligencia poética que llevó a Juan Ramón Jiménez a proclamarla capital lírica de España. Pero la ciudad no siempre ha sabido estar a la altura del impresionante legado que en ese dominio atesora, mostrándose con frecuencia esquiva o perezosa a la conservación y el cuidado de las huellas biográficas de sus grandes poetas. De Herrera, que no traspasó nunca los límites de Sevilla, apenas nos queda el testimonio indirecto de la parroquia de San Andrés, donde fue beneficiado, pero no sabemos ni dónde vivía ni por qué barrios discurrió su existencia. De Bécquer, mucho más cercano a nosotros en el tiempo, tan sólo perduran unos pocos vestigios ya muy desnaturalizados : la casa natal de la calle Conde de Barajas y la modesta Venta de los Gatos, ahogada desde hace mucho tiempo entre bloques de pisos en aquella zona próxima a la Macarena.  Pero de Luis Cernuda, cuya excelencia poética ya nadie discute en su tierra después de un espeso silencio de años felizmente superado, Sevilla guarda un legado arquitectónico y espiritual de inestimable valor que urge preservar de las amenazas del tiempo antes de que sea demasiado tarde.

    Se trata de la casa de la antigua calle Conde de4 Tójar ( actual Acetres) en la que el poeta nació en 1902 y en la que vivió hasta 1914;  un edificio de principios del XX  situado en un entorno urbano de clase media, después ocupada  por un negocio de cristalería y hoy en venta.  Con ser ya éste un dato  suficientemente significativo para conservar el inmueble, aún lo es más la circunstancia de que aquella casa, poéticamente trasvasada a la prosa lírica del libro Ocnoss y convertida en metáfora de la felicidad arcádica del niño anterior a la conciencia del tiempo, guarda los ecos de sus vivencias  personales hechas sustancia literaria :  el patio, principal espacio físico y espiritual, jardín cerrado que compendia la plenitud intemporal de Albanio ;  la escalera de mármol que canaliza el sonido de la música,  a la que el niño no querrá exigirle más de lo que ella podía darle : el “embeleso contemplativo” ; la fuente con su machadiano “rumor del agua” ; la vela que tamiza la hiriente luz del mediodía creando una penumbra adormecedora ; la galería desde la que se accede al salón familiar…Y arriba los balcones por donde irrumpe la vida de la calle : los pregones del vendedor de jazmines, de claveles, de pejerreyes, de alhucema… Y también los primeros e inquietantes descubrimientos en la esfera del sexo prohibido, el de aquellos seres misteriosos  que con su exagerado contoneo y su “dignidad de altos personajes en destierro” pasaban provocativos por la calle. Y la azotea, que en los “largos atardeceres del verano” inundaba de aromas los sentidos del niño, tocado por la “caricia de la brisa”. Y sus primeras incursiones en el mundo de la lectura de la mano de Bécquer; y el descubrimiento de la verdad estética ( “una realidad diferente a la percibida a diario”) o los primeros reparos a una religión basada en el “sufrimiento divinizado”…

   Cuanto más tiempo pasa y más se consolida el prestigio poético de Cernuda, más se acrecienta el valor estético y espiritual de aquella cada natal del poeta , como dijo Pedro Salinas  “ más  fino, más delicado, más elegante que le nació a Sevilla después de Bécquer”. La ciudad a la que el escritor no quiso poner nombre conserva en ella, tal vez sin ser del todo consciente, el aliento de uno de los espíritus más elevados y sutiles de toda su historia, la memoria sentimental de su paso por esta tierra nativa “ más mía cuanto más lejana”. Pocas ciudades en el mundo podrán gloriarse de semejante patrimonio y mucho menos perder la oportunidad de salvar esa casa, consolidar sus espacios sin desnaturalizar sus mensajes y darle una función cultural que impulse para las futuras generaciones la memoria viva de un auténtico genio literario.

 

 

https://www.change.org/p/junta-de-andalucia-direcci%C3%B3n-general-de-bienes-culturales-declaraci%C3%B3n-de-bien-de-inter%C3%A9s-cultural-de-la-casa-natal-de-luis-cernuda?recruiter=556313705&utm_source=share_petition&utm_medium=facebook&utm_campaign=share_facebook_responsive&utm_term=des-lg-no_src-no_msg&recuruit_context=fb_share_mention_control&fb_ref=Default

 

 

 

Lun

13

Jun

2016

LA SEVILLA QUE VA A VER OBAMA PDF Imprimir E-mail

Han pasado casi 52 años desde la fecha en que Franco, siendo Ministro de Educación Lora Tamayo, declarara el Conjunto Histórico de la ciudad como zona artística e históricamente protegida. Hablaba el decreto de típicos barrios de calles estrechas y tortuosas y fachadas arquitectónicas de acusado aspecto local, los cuales junto a monumentos religiosos y civiles debían conservarse para la posteridad.

Habían caído varios palacios en la Plaza del Duque y la Magdalena por una nobleza muy “sevillana” que los malvendía para comprar un piso a la madrileña  en la calle República Argentina.

El decreto sirvió de muy poco, la ciudad siguió perdiendo viejos conventos y palacios, sobre todo los que estaban en manos de órdenes religiosas, que lejos de cuidar su misión de conservar y trasladar la cultura a sus alumnos, permitía su destrucción encubriendo la operación especulativa bajo historias de mejora de sus instalaciones. Los casos de jesuitas, escolapios, maristas o carmelitas son vivo ejemplo de esta labor que llevó a la desaparición de palacios como el de Bustos Tavera  o los Ponce de León.

La llegada de la democracia, tan esperada por alguno de nosotros, no mejoró aquella situación, caía el Convento de San Agustín, hoy absolutamente abandonado, o para le Expo se modificaba de tal forma la Cartuja que ni por asomo tiene algo que ver con el original. Y empezaba algo peor, la destrucción del caserío tradicional, con la idea, decían, de modernizar la ciudad y mejorar la vida de sus habitantes.

Intentos como el de Ignacio Medina con el Corral del Conde de conservar la arquitectura tradicional tuvo pocos seguidores. Los corrales prácticamente han desaparecido de la ciudad.

Parecía que la Ley de Patrimonio del 85 podría parar esta destrucción, obligando como obligaba a redactar un Plan Especial de Protección que impidiera la destrucción de la ciudad histórica.

¡10 años más tarde! se hizo la división de Sevilla en sectores, para ¡10 años más tarde empezar a redactar!. ¡Todavía no se ha terminado después de 30 años de la aprobación de la Ley!

Ni el nuevo PGOU, ni las sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y el Tribunal Supremo, logran parar a los destructores, empezando por los redactores de los Planes que ilegalmente permiten en sus zonas remontes, áticos y fachadas que nada tienen que ver con el mantenimiento del ambiente del que hablaba la Declaración. Junto a ellos la Comisión de Patrimonio (que tantas veces hemos pedido que se disuelva, que se vayan a su casa) la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento.

Ni sentencias, ni críticas: nada sirve. Cada obra que se hace en el centro histórico puede suponer un aumento de altura, la destrucción de puertas, rejas o cerámicas antiguas, el cambio de alineación de la calle o cualquier otra acción contraria al espíritu y la letra de la Declaración de Conjunto Histórico de Sevilla.

Aquí manda el dinero y así de forma consciente se confunde el término modernidad con mala calidad constructiva y pésimo sentido estético y, además, en vez de aplicarse y realizarse en los ensanches sucesivos que ha tenido la ciudad, se aplica en el centro histórico, donde el termino conservación, debe ser fundamental.

Para ello ha sido prioritaria la labor de arquitectos absolutamente desconocedores de las cartas internacionales de restauración y del manido concepto “la buena restauración es aquella en que no se ve la mano que la realizó”, tan contraria al divismo de alguno y el afán de notoriedad de otros. Por no saber, ni saben el daño que produce el cemento y la pintura plástica en la restauración de un edificio.

En la visita de Obama, obligaría a un recorrido por el barrio de San Luis, el más ominoso producto financiado con dinero europeo. Se le enseñaría cómo se expulsa a los viejos habitantes de un barrio, con engaños, cómo se aplica la globalización en arquitectura, cómo se destruyen calles diseñadas para evitar el calor y como se incumplen las leyes por los que deberían hacerla cumplir: Junta de Andalucía y Ayuntamiento (sea este del color que sea).

 

 

 

 

Jue

09

Jun

2016

LOS TIMORATOS Y LA CULTURA PDF Imprimir E-mail

LOS TIMORATOS Y LA CULTURA

Hasta este S.XXI las guerras siempre habían supuesto, además de miles o millones de vidas humanas, la destrucción, como daño colateral, de un patrimonio cultural heredado de siglos y huella de la concepción de la vida y el arte que han tenido las distintas civilizaciones y sus distintas épocas. Sólo la invasión francesa de España llevó aparejada una destrucción sistemática de nuestro patrimonio, motivada en una rivalidad de siglos.

Los yihadistas de Daesh o el Estado Islámico, si ustedes quieren así llamarlo, han inventado con raíz en su religión, la destrucción de cualquier cultura que no sea la suya, considerando sus templos, palacios y dioses como creaciones demoniacas.

Estas bestialidades, a nuestra mentalidad occidental nos impactan y nos llevan al rechazo visceral de todo lo que significa el radicalismo musulmán.

Sin meternos en la responsabilidad de Estados Unidos y de Europa, practicando esta última un pobre seguidismo, nos duelen los debates timoratos que finalizan con que no se confunda el Islam con los terroristas.

Desde luego que no se debe de confundir, pero si es fundamental que los no radicales, por ejemplo, los fieles de todas las mezquitas de España, condenen duramente los asesinatos de personas o la destrucción de una cultura que, aunque lejana a nosotros, es también nuestra, y no solamente se condene estos asesinatos sino que además se explique porque en países como Arabia Saudí o los Emiratos Árabes, siguen cortando manos o cabezas, lo que sin duda favorece la violencia en la sociedad. Sin olvidar que, además de la condena, es necesario denunciar a aquellos que ponen dinero y sostienen al Daesh ¿los mismos que antes citamos?

 En caso contrario nos queda la duda de que, esa cultura que nos entra por la inmigración, no solamente acepta la destrucción de nuestros orígenes sino que además puede destruir la nuestra. 

 

Lun

06

Jun

2016

ACTITUDES MAFIOSAS CON EL PATRIMONIO PDF Imprimir E-mail

ACTITUDES MAFIOSAS CON EL PATRIMONIO

Es digno de destacar, que en las dos Comisiones de Patrimonio que vigilan las obras que afectan a edificios protegidos por el Plan General de Ordenación Urbana y por las Leyes de Patrimonio, no haya ni un solo representante de las Asociaciones que defienden la conservación y protección del patrimonio.

Sin embargo, si figura en ambas Gaesco, la asociación de las constructoras, representada por un hombre que fue Gerente de Urbanismo, Eduardo Martínez Zúñiga, que conoce perfectamente tanto al personal de la Gerencia de Urbanismo, como las normas que lo regulan. Junto a él, un hombre, Juan García Gil, que lleva años, sea el Gobierno Municipal del color que sea, representando al Ayuntamiento en esas Comisiones y que ha dado su beneplácito a la Torre Pelli, a las Setas, al Botellero de la calle Santander o, recientemente, a las Atarazanas.

Decimos es curioso, pero realmente no hay ninguna curiosidad en ello, el Ayuntamiento sea el PSOE, PP o IU quien gobierne hace lo que manda el dinero, mientras este deja impunemente que Monteseirín se lo gaste, por ejemplo,el que le dieron para el acondicionamiento de las nuevas zonas de expansión, en el tranvía o en las Setas sin decir ni media palabra.

¿Se puede calificar todo esto de malversación? No lo sabemos, ni tampoco porque hay dos practicas, con algo de carácter mafioso, que se mantienen a pesar de las normas: Cubrir con toldos las fachadas de edificios y solares en obras para que no se sepa nada de lo que pasa en el interior y dejar sin sancionar el abandono de edificios que un día se convertirán en ruina y otro en solares; lo que permitirá a su propietario, sin sanción alguna a su acción contraria a las leyes de patrimonio, vender a precio de oro lo que era patrimonio de todos los sevillanos, de todos los españoles, ya sin traba alguna de conservación.

Curiosamente, tanto el gobierno del PP desde la derecha, como el del PSOE apoyado en los votos de la izquierda, han permitido perpetuar la situación de estas ruinas, de estos solares, sin obligar ni siquiera a construir en un plazo determinado, antes de que el edificio se caiga, o a reedificarlo con las mismas características y medidas lo que el abandono y la especulación dejaron caer.

 

Mie

01

Jun

2016

JOSÉ MARIA CABEZA Y EL CONSEJO DE ADEPA PDF Imprimir E-mail

JOSÉ MARIA CABEZA Y EL CONSEJO DE ADEPA

Una ciudad la conforman, a nivel social, sus ciudadanos, más o menos identificados con ella, más o menos combativos en defensa de sus derechos y más o menos conocedores de su historia.

Un buen número de sevillanos, como muestra el auge de las Hermandades y de alguna de sus Tradiciones, se sienten muy vinculados a Sevilla, olvidando, a veces, que hay otra Sevilla que utiliza la ciudad para dormir y trabajar y, en cuanto puede, la abandona para descansar en el campo o en la playa o simplemente en un bar de su barrio.

¿Es mayoritaria esta última Sevilla?, creemos que si y que cada día más, aunque comparado con otras ciudades españolas, como la misma Madrid, el tanto por ciento no resulta tan alto. Es esa Sevilla que, cuando asiste a algún acto en alguna de sus fechas tradicionales, lo hace con afán de servirse de ella para su divertimento personal, al margen de la celebración. Ni la quiere, ni la entiende, ni la respeta. Pero afortunadamente existe todavía una parte importante de la población, aunque no mayoritaria, que se identifica con su ciudad, que la ama, a veces exageradamente, narcisistamamente. Hay muchos jóvenes y sobre todo mayores que asisten con entusiasmo a cualquier hecho cultural o religioso de la ciudad. Contrapongo el éxito de las mañanas del quince de agosto (el calor que hace y la cantidad de gente fuera debería producir lo contrario) con la disminución de público del Corpus. Las causas del descenso de asistentes al Corpus no tienen nada que ver con esa pasión de muchos sevillanos por su ciudad.

Son personas que necesitan y piden, al margen de los políticos, personajes que los guíen, que indiquen el camino para mantener sus tradiciones, su forma de vida, su amor por la ciudad, Carlos Colón, Antonio Burgos, Paco Robles y sus muchos seguidores son ejemplos multiplicables de cómo pueden influir periodistas y escritores en las costumbres y opiniones de muchos ciudadanos y esa influencia es sana, porque es libre y porque surge del amor compartido por Sevilla.

Junto a ellos, han existido y esperemos que existirán grupos integrados por personas de la Cultura en sus diversas ramas, de la economía, que con su prestigio e implicación pretenden alentar la vida cultural de la ciudad y a la vez defenderla frente a sus enemigos: la boba imitación de lo foráneo frente a lo autóctono, el desprecio a la cultura popular, lo moderno como arma de la especulación para la destrucción del patrimonio, el futuro, como una ruptura total con el pasado…

Esos grupos que el ciudadano aprecia y quiere, deberían de ser tenidos en cuenta por los poderes políticos y facticos, pero para ellos son, desgraciadamente el enemigo, los que les impiden convertir en autoritarismo la democracia. Al poder no le gusta lo opinión libre, no le gusta el conocimiento, no le gusta que le enmienden la plana, por lo menos a los poderes políticos de hoy.

El Consejo de ADEPA es un ejemplo de esos grupos de opinión. Integrados por Premios Nacionales de Restauración, como José María Cabeza, al que hoy le han entregado la distinción o Fernando Mendoza, Premios Nacionales de Arquitectura, de Ensayo, de Literatura…y sin embargo algunos políticos sevillanos le cierran las puertas, hasta de órganos consultivos como las Comisiones de Patrimonio.

La partitocracia elevada al cubo y a espaldas del tejido social.

 

 

Vie

27

May

2016

EL PARQUE DE MARIA LUISA Y LA POLÍTICA MUNICIPAL PDF Imprimir E-mail

EL PARQUE DE MARIA LUISA Y LA POLÍTICA MUNICIPAL

Recientemente ha saltado una noticia, de la que nos hemos hecho eco, que informaba de la Plaza de España como el tercer monumento más valorado de España en Internet por sus visitantes.

Ello debería hacer reflexionar al Ayuntamiento sobre la falta de vigilancia y los destrozos consecuentes que crónicamente se producen en el monumento que mas habla del nivel cultural y de la capacidad de organización de su Ayuntamiento.

Pero no sólo es la Plaza de España, la Plaza de América es una de las zonas museísticas más bellas del mundo y, desgraciadamente, de las peor conservadas. El Museo de Artes y Costumbres Populares tiene cerrada una planta desde tiempo inmemorial; el Arqueológico, en estado precario, con obras que nunca llegan y un presupuesto que echa para atrás cualquier iniciativa y el Pabellón Real, que tiene consignada hasta una cantidad para su arreglo como sede de la colección Bellver, no ve el comienzo de las obras.

A la situación de sus museos, se une la de un parque donde campan libremente chaperos y prostitutas sin que nadie ponga coto, mientras se sigue pagando una vigilancia absolutamente inútil y con una vegetación tradicional de matorral en retroceso, frente a los espacios futbolísticos-amatorios (como si estuviéramos con la humedad del norte de Europa).

Los bares y restaurantes de la zona, aumentan cada vez más el espacio para sus veladores sin que se ponga freno a ese avance, ni a su horario de cierre.

Uno de los sitios más valorados y con más futuro de esta ciudad   sufre más que ninguno la incompetencia del Ayuntamiento y la falta de compromiso de los ciudadanos. 

 

 

Mar

24

May

2016

LAS ATARAZANAS VISTAS POR UNA ARQUITECTA PDF Imprimir E-mail

LAS ATARAZANAS VISTAS POR UNA ARQUITECTA

Sol Cruz-Guzmán en la tribuna abierta de ABC apoya lo que tantas Entidades de prestigio llevan meses solicitando, recuperar para la historia de la ciudad la cota original de arranque de los pilares de las Atarazanas.

Todavía hay algún ciudadano que, a pesar de los avances tecnológicos, nos sigue hablando de la imposibilidad de bajar a este nivel por la cercanía del río o porque los pilares se vendrían abajo si le quitamos la tierra, argumento que utiliza hasta el propio Vázquez-Consuegra, autor del proyecto de obras. Sol, afirma de que no existen razones técnicas para no excavar mientras que rechaza la idea de cafetería y miradores como negocio para las Atarazanas.

Sol y nuestros lectores deben  conocer algunos problemas más que estamos padeciendo en el tema de las Atarazanas:

  • A pesar de nuestra reiterada petición y la del Pleno del Ayuntamiento, las Atarazanas siguen sin abrirse para que los ciudadanos puedan opinar. La Junta y La Caixa  se niegan mientras que permiten la visita a su “cortijo” de quienes ellos quieren.
  • A pesar de nuestra petición y la del Pleno, seguimos sin datos para conocer cuál es la superficie construida y cuál será la final cuando acaben las obras previstas.
  • A pesar de nuestras peticiones, la Junta no reúne a las entidades de extraordinario prestigio que han puesto reparos al proyecto del Vázquez-Conseugra. Entre ellas la Real Academia San Fernando de Madrid, la Real Academia de la Historia, Hispania Nostra, Icomos, etc.
  • A pesar de nuestras reiteradas peticiones, no hemos podido confrontar con el arquitecto autor del proyecto o con los técnicos de la Gerencia de Urbanismo que dieron su visto bueno, al problema de crear unos anillos de hormigón alrededor de los pilares, donde se insertan columnillas, también de hormigón, que traspasan el anillo y los pilares y llegan hasta los cimientos del edificio, convirtiendo en imposible cualquier obra futura que quisiera recuperar el antiguo espacio de las naves.   Y todo, ¿para qué?, por un capricho del arquitecto al situar un salón de actos en las buhardillas del edificio, mientras tira otro reciente en planta baja, ¡no le gusta al arquitecto!, y, nuevamente, encima de las naves, una cafetería mirador en la que puede comer un regimiento.

Y el lector se preguntará ¿qué es lo que quiere Adepa?:

  1. Eliminar todo peso sobre las cubiertas, por lo cual, ni cafetería, ni salón de actos, ni ninguna otra ocurrencia
  2. Uso de una, dos o tres naves como recreación del astillero, con una reproducción de una galera que recuerde lo que se fabricaba allí.
  3. Recuperación de la muralla, la barbacana y la puerta almohade como foto fija de lo que fue el pasado de una parte del edificio.
  4. Utilización del resto de las naves, para recordar lo que fue las Atarazanas como zona de carga y descarga del comercio con América y el río.
  5. Mantener el cuerpo de cabecera como Museo Histórico Militar de lo que allí se hizo entre los siglos XVIII y XX.
  6. Y aun sobraría sitio en planta baja para cafetería, almacenes, etc.

Con ello seríamos fiel a la historia de uno de los más grandiosos edificios de Sevilla: su Catedral Civil.

 

 

 

 

Jue

19

May

2016

GINER, LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES Y LA CULTURA. PDF Imprimir E-mail

GINER, LA RESIDENCIA DE ESTUDIANTES Y LA CULTURA.

La gran obra pedagógica de Giner de los Ríos, la Institución Libre de Enseñanza, siempre pecó de ser un instituto elitista, ya que sus fines eran formar a jóvenes para que se convirtieran en una élite del país que debía regenerarlo. Seguía así el viejo ideal jesuita con respecto a la nobleza.

A raíz de aquellas ideas surgieron instituciones como la Residencia de Estudiantes, donde jóvenes universitarios, los mejores del país, entrarían en contacto con la élite cultural de España y Europa. Buñuel, García Lorca, Dalí o Severo Ochoa estuvieron en aquella Residencia de Estudiantes asistiendo a conferencias y compartiendo horas con personalidades cono Unamuno, Albert Einstein o Madame Curie.

Aquella Residencia en la II República daría lugar a las llamadas Misiones Pedagógicas que llevaron cine, teatro o reproducciones de cuadros famosos, como Las meninas o El Caballero de la Mano en el Pecho, a los pueblos, acercando como era el ideal gineriano, la cultura al pueblo.

Han pasado 80 o 100 años de aquello, la Residencia de Estudiantes ha regresado, las Misiones Pedagógicas nunca han vuelto, tal vez porque la cultura a través de los medios de comunicación puede alcanzar cualquier lugar, o tal vez porque esos mismos medios han idiotizado al pueblo y vulgarizado la cultura.

La Residencia de Estudiantes, hoy, como la mayoría de los ateneos y centros culturales, desgraciadamente, está sustituyendo las actividades que pueden interesar a la mayoría de los ciudadanos, por actividades elitistas fuera de todo carácter formativo o de impulso al cambio de mentalidad social, como se puede ver en sus programas.

Son actividades para una minoría, encantada de conocerse a si misma, que parece rivalizar por el tema y título más estrambótico. Ello está llevando a la muerte a todas estas entidades y el día que desgraciadamente desaparezcan tocaremos el réquiem por la Cultura.

 

 

 

Mie

18

May

2016

CRÓNICA DE UN AÑO DE LABOR DE ANTONIO MUÑOZ, CONCEJAL DE CULTURA. PDF Imprimir E-mail

 

Cuando escribíamos hace años sobre la política cultural del Ayuntamiento de Sevilla, describíamos un panorama no muy halagüeño, en parte por la posición de una Junta de Andalucía negada a apoyar lo que viniera del Gobierno Municipal del PP, como la de un Gobierno Central del propio partido que, con la excusa de la crisis económica, daba la espalda a cualquier inversión en la ciudad. A ello se unía una política de bajos vuelos al no interesarle al parecer al Ayuntamiento el apoyo del tejido social.

El gobierno del PSOE con Espadas al frente, podía significar un revulsivo de personas que esperábamos hubieran aprendido la lección y además contaban con el apoyo de la Junta de Andalucía.

Sin embargo, los resultados no pueden estar siendo más desastrosos.

En música, cierra el Festival Turina por los mismos problemas que está pasando la Sinfónica, la falta compromiso del Ayuntamiento y de la Junta en su mantenimiento.

En cuanto a los museos, el estado del Arqueológico y del de Artes y Costumbres Populares, este último con plantas totalmente cerradas, no puede ser más lamentable. Bellas Artes lleva años y años esperando una ampliación que nunca llega y el número de visitantes sigue bajando; el Antiquarium, el de Cerámica y el de la Inquisición viven a costa de un Alcázar con graves problemas de conservación.

El Mudéjar, en el colmo de la ineficacia, tiene que cerrar los domingos y el Pabellón Real que debe albergar la colección Bellver sigue en el limbo.

En cuanto a las grandes celebraciones que tenían que habernos situado al nivel de Toledo con el Greco o Ávila con Santa Teresa,  y a pesar del ofrecimiento de la Junta de la Casa de Murillo para la celebración, sigue sin nombrase un Comisario para la de Murillo, ni emprender ninguna acción positiva, más allá de una exposición sobre el pintor en Bellas Artes, organizada por la Junta de Andalucía, a años luz de la que se hizo en las dos ciudades anteriormente citadas.

Mientras, en una política errática, se nombra a un Comisario para el veinticinco aniversario de la Expo’92. Demencial.

De las iniciativas para celebrar el extraordinario acontecimiento que fue la Primera Vuelta al Mundo iniciada en Sevilla, ni se habla. Debe tenerse en cuenta que hasta 2092 no celebraremos los sevillanos un hecho similar de la importancia de esta.

En cuanto a las bibliotecas, permanece cerrada la de la C/ Alfonso XII y con problemas de personal la Felipe González, lo que se une al cierre de librerías por la falta de apoyo municipal a la cultura.

Mientras tanto el Sr. Muñoz apoya actividades de segunda fila para contentar a lobbys y otros grupos de presión.

 Todo ellos nos lleva a pedir, dada su demostrada incapacidad, que dimita o lo obliguen a dimitir los miembros del Pleno.

 

 

 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

JPAGE_CURRENT_OF_TOTAL
Informacion